Connect with us

Hi, what are you looking for?

El Intransigente América News

Celebrities

Steven Spielberg reinventa la forma de ver series de terror

El cineasta ha comenzado a escribir un nuevo proyecto pensado para reproducirse en smartphones

EEUU, Los Ángeles.- Steven Spielberg es uno de los creadores más sólidos de Hollywood y, dejando de lado su visión cinematográfica, ha decido darle una oportunidad al entretenimiento bajo demanda, pero con una curiosa novedad. El director ha comenzado a escribir una serie de terror pensada para reproducirse en smartphones y que solo estará disponible para ver durante la noche.

Con ya cinco episodios listos y, de acuerdo a Variety, After Dark tendrá entre diez y doce capítulos exclusivos para Quick Bites (Quibi), una plataforma dedicada al video de formato corto que fue creada por el exejecutivo de Disney, Jeffrey Katzenberg, y la exCEO de HP, Meg Whitman, lo cual abre ventanas para nuevos proyectos.

Katzenberg asegura que Spielberg entró a su oficina y dijo “Tengo una historia súper aterradora que quiero hacer. Lo está escribiendo él mismo. No ha escrito nada desde hace tiempo, por lo que conseguir que escriba algo es fantástico”, apuntó emocionado ante la propuesta que, además, obligará a la audiencia a seguir la serie solo de noche.

Y la verdad es que con esta idea Spielberg ideó una forma única para que los espectadores aprovechen la experiencia. Según lo anunciado por medios especializados, el cineasta busca que al usar el teléfono se pueda rastrear la hora del usuario y darle el acceso a los capítulos, solo después de que se ponga el sol.

El lanzamiento está previsto para abril de 2020 y, mientras tanto, Quibi ofrece a los espectadores un periodo de prueba gratuito de dos semanas, con ocho programas premium. A partir de ahí, 26 proyectos más se estrenarán cada lunes durante el año inaugural del servicio.

Por su parte, se espera que Quibi ofrezca 125 piezas de contenido a la semana para el final del primer año, esto con la fiel intención de atraer a todos aquellos espectadores que desean entretenimiento rápido, lo cual desplaza a los formatos largos, como Game of Thrones e incluso películas como Avengers: Endgame.