CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

Mundo

Cuánto pagarán por un busto de Tutankamón

Una casa de subastas de la ciudad de Londres confirmó que el próximo jueves 4 de julio realizará el remate de un retrato esculpido del faraón egipcio Tutankamón, pese a las quejas de Egipto.

GRAN BRETAÑA, Londres-. Una casa de subastas de la ciudad de Londres confirmó que el próximo jueves 4 de julio realizará el remate de un retrato esculpido del faraón egipcio Tutankamón. El Gobierno egipcio, sin embargo, pidió que la venta no se lleve a cabo y que la obra le sea restituida a su país por tratarse de un elemento robado anteriormente.

Se trata de un busto de cuarcita rojiza que tiene más de 3.000 años de antigüedad y 28,5 cm de altura. La obra de arte simboliza al dios Amón poseyendo los rasgos del faraón Tutankamón. La casa de subastas Christie’s tiene a su cargo la venta, y explica que el busto representa “una forma de situar al gobernante al mismo nivel que los dioses”.

El remate está estimado en 4,5 millones de libras (más de 5,6 millones de dólares), dado su valor histórico. Desde la casa de subastas destacaron que “establecimos con toda claridad la propiedad reciente de la obra”, y de esa manera, argumentan, es válida la venta.

Sin embargo, el remate del busto de Tutankamón provocó el rechazo de las autoridades egipcias. Christie´s afirmó que informó oportunamente a la embajada de Egipto en Londres, pero el Gobierno del país africano pidió recientemente que la subasta sea anulada. Pese a la respuesta de la casa de remate, El Cairo insiste en que se presenten “los certificados de adquisición”.

El exministro de Antigüedades de Egipto, Zahi Hawass, desmintió ante la agencia AFP que Christie’s haya “mostrado hasta ahora cualquier documento legal que certifique la propiedad del busto”. El exfuncionario aseguró que se trata de una figura de 1.500 años atrás. En este sentido, Hawass argumenta que la pieza artística formó parte del robo ocurrido en el Templo de Karnak, en 1970.

Christie´s asegura que el derrotero de la escultura comienza en 1974, cuando el príncipe Wilhelm von Thurn und Taxis vendió al austríaco Joseph Messina la pieza que tenía en su poder desde hace una década. Luego, fue adquirida por un vendedor alemán, Heinz Herzer. En 1985 finalmente, la escultura llegó a la casa de subastas británica.

Se trata de una obra que “respira fuerza y serenidad y brinda testimonio del saber hacer de los escultores de Amarna“, sostiene Christie’s. Además, la casa de subastas destaca que pertenece al “arte realista”. En el busto es posible reconocer los rasgos de Tutankamón, como la caída en el labio inferior, los ojos con forma de almendra y la presencia de un hueco entre los ojos y las cejas.