Reino Unido envía segundo buque de guerra al Golfo pérsico

REINO UNIDO, Londres- Reino Unido anunció este viernes 12 de julio, el envío de un segundo buque de guerra al Golfo pérsico para relevar a la fragata «HMS Montrose». Esta acción fue tomada, tras el incidente con un petrolero británico en aguas persas, hace dos días, donde la marina iraní intentó capturar un petrolero británico que se dirigía al Estrecho de Ormuz.

El «HMS Duncan» se dirige al Golfo para relevar a la fragata «HMS Montrose» en el lugar y seguir garantizando la «libertad de navegación» en esta zona, dijo un portavoz del ejecutivo británico a AFP. Además, el Gobierno británico afirmó, que «Duncan se dirige a la región para garantizar una navegación continua y segura, mientras Montrose parte para un mantenimiento rutinario y para la rotación de tripulantes».

En el Estrecho de Ormuz, transita casi un tercio de los envíos marítimos de oro negro, lo que lo hace un canal bastante concurrido. En las últimas semanas desde la destrucción de un avión no tripulado estadounidense por Irán y los ataques contra petroleros, hicieron que las tensiones se agravaran principalmente entre Estados Unidos, Reino Unido e Irán, países que pertenecen al acuerdo nuclear de 2015.

Washington ha señalado a Teherán, de estar detrás del sabotaje de algunos petroleros, algo que Irán negó toda responsabilidad y denunció que Estados Unidos quiere causar un «shock petrolero» mediante la imposición de sanciones severas, que afectan su economía y exportaciones de crudo. En este sentido, Reino Unido la semana pasada, detuvo a un petrolero iraní en Gibraltar, debido a que el buque estaba presuntamente llevando petróleo al régimen sirio.

Respecto a este tema, este mismo viernes 12 de julio, la policía de Gibraltar anunció el arresto de dos oficiales del petrolero, y precisó que son de nacionalidad india. Por su parte, el jefe del Estado mayor francés dijo el jueves 11 de julio, que «Francia nunca está obligada a seguir a un aliado en un conflicto», ya que París intenta salvar el acuerdo firmado en 2015. Sin embargo, el mandatario norteamericano, Donald Trump, aseguró que: «Irán debería tener cuidado. Se está adentrando en un territorio muy peligroso».