La magia de las Flores de Bach (Parte II)

En la nota anterior se explicó que las Flores de Bach es el nombre que recibió la serie de medicamentos naturales descubiertos entre el periodo de 1926 – 1934 por el médico e investigador Edward Bach, quien era originario de Gran Bretaña. En aquel tiempo, experimentó con muchas plantas y consiguió 38 remedios en esencia pura para combatir problemas emocionales.

Las primeras 15 flores medicinales ya han sido definidas, ahora se destacan las propiedades y usos de las demás, pues ¡hay que conocerlas a todas! Así que esta segunda parte comienza con Honeysuckle (Madreselva), la cual es indicada para aquellos que viven del pasado o no dejan ir los recuerdos y Hornbeam (Hojarazo) que ayuda a la gente que se siente sin fuerza para lidiar con las labores rutinarias.

Las siguientes son Impatiens (Impaciencia), recetada para los impacientes e inquietos, tal como lo señala su nombre, Larch (Alerce) que puede ser usada por las personas que no tienen autoconfianza o se adelantan al fracaso y Mimulus (Mímulo), la cual combate los miedos con orígenes conocidos, según el Dr. Bach.

Flores de Bach

La larga lista continúa con Mustard (Mostaza), indicada para aquellos que sienten una profunda y repentina tristeza; Oak (Roble), la cual trata a los que están exhaustos, pero que aun así siguen insistiendo sin rendirse, mientras que Olive (Oliva) combate el agotamiento mental y físico. Sin duda, el trabajo de Bach fue muy detallado.

La siguiente flor estudiada por el médico europeo es Pine (Pino), cuya propiedad es el tratamiento para el sentimiento de culpa o de no merecer algo. También están Red Chestnut (Castaño rojo), remedio para las personas que se preocupan por los demás de manera excesiva y Rock Rose (Heliantemo), planta que tiene el poder de reducir el pánico/terror descomedido.

Flores de Bach

Por otro lado, Rock Water (Agua de roca) está prescrita para las personas que se autocritican de forma muy dura; Scleranthus (Escleranto) combate la indecisión; Star of Bethlehem (Estrella de belén) se encarga de los traumas; Sweet Chestnut (Castaño dulce) trata la angustia y Vervain (Verbena) está recetada por Bach para aquellos con entusiasmo excesivo.

Entre las últimas están Vine (Vid) que trata la intolerancia, Walnut (Nogal), la cual protege de las influencias, Water Violet (Violeta de agua) que combate la soledad, White Chestnut (Castaño de Indias), cuya propiedad es disminuir la obsesión y Wild Oat (Avena silvestre) es un remedio para el desánimo o falta de vocación.

Finalmente, el extenso y minucioso experimento del Dr. Bach termina con las esencias puras de las flores Wild Rose (Escaramujo), la cual lucha contra la apatía y Willow (Sauce) que es recetada para las personas resentidas o amargadas. De tal manera, el investigador británico aportó 38 remedios para tratamientos de problemas emocionales específicos.