CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

Deportes

Berrettini y Monfils dejaron el alma en el Arthur Ashe

El US Open 2019 está dejando sorpresas y batallas épicas dentro de la superficie de Flushing Meadows.

ESTADOS UNIDOS, New York.- El US Open 2019 está dejando sorpresas y batallas épicas dentro de la superficie de Flushing Meadows. La última fue la protagonizada este miércoles, entre el italiano Matteo Berrettini y el francés Gael Molfils, por los cuartos de final del torneo. Los tenistas europeos batallaron durante casi cuatro horas, para definir el tercer finalista del certamen. Al final Berrettini pasó y espera por el ganador del duelo entre Diego Schwartzman y Rafael Nadal.

Berrettini se convirtió en el primer italiano en unas semifinales del US Open, desde que en 1977 lo lograra Cortado Barazzutti, además de ser el cuarto oriundo de Italia en estar entre los cuatro mejores tenistas de un Grand Slam, luego de la hazaña hecha por Marco Checchinato, Adriano Panatta y el ya nombrado Barazzutti, reseñó el diario Marca. Panatta fue el único que logró quedar campeón, luego de alcanzar las semifinales.

El duelo se extendió por 5 sets, Berrettini arrancó perdiendo 3-6 con Monfils, después metió dos sets corridos 6-3 y 6-2, el francés se recuperó y empató las acciones 3-6, en el cuarto set y en la definición, el tenista italiano lo ganó en el quinto Game Point, tras haber desaprovechado una serie de oportunidades, que llevaron el encuentro al Tie Break. El marcador del último ser fue 7-6 (7-5).

“Di todo de mi hoy, estuve mal con el servicio, pero si mi corazón”, dijo el francés al finalizar el encuentro. Monfils tuvo varias ‘vidas’ debido a que Berrettini falló en cuatro oportunidades el punto del partido, hasta una doble falta cometió el tenista italiano, de 23 años, quien con esta edad se convirtió en el tenista más joven en llegar a una semifinal de Grand Slam, desde que Novak Djokovic lo lograra en el año 2010

Una vez que logró el punto que le otorgó la victoria, Matteo hizo lo que hace cualquier deportista, luego de semejante batalla: se lanzó al sueño y se puso las manos en cara. Expresó cansancio e incredulidad ante el hito logrado. La siguiente tarea no es fácil, como no lo es ningún encuentro de este torneo, el italiano se verá las caras con el mallorquín Nadal o con el bonaerense Schwartzman.