CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

Deportes

La nueva polémica de Nick Kyrgios

Kyrgios volvió a hablar, una vez más sacó una de sus mejores cualidades, aparte de jugar al tenis

REPÚBLICA CHECA, Praga.- Aún sin estar disputando alguna competencia, el tenista australiano Nick Kyrgios siempre está ocupando el foco de atención de los medios de comunicación y la colectividad en general, nunca por acciones deportivas o por obras positivas en la sociedad, siempre por acciones que van en contra del deporte o declaraciones que están fuera de lugar.

Kyrgios volvió a hablar, una vez más sacó una de sus mejores cualidades, aparte de jugar al tenis. El tenista respondió a Patrick Rafter, una gloria del tenis mundial y aparte compatriota el polémico deportista. Rafter, también australiano, dijo que estaba asombrado que la ATP no había sancionado a Kyrgios por su actitud y el blanco de las críticas le respondió.

“No me han sancionado, probablemente, porque lleno todos los estadios en los juegos y así los torneos ganan dinero conmigo. No me sorprende que Rafter hable sobre esto. A este tipo le encanta tocarle las narices a los australianos. Sigue disfrutando el ser relevante, campeón”, escribió Kyrgios en su cuenta en Twitter, en respuesta a otra cuenta que difundió las declaraciones de Rafter, según reseñó el diario Mundo Deportivo.

Patrick Rafter es conocido por ser el tenista que menos tiempo estuvo en el primer lugar del Ranking de la ATP, 1 semana en 1999. Además el australiano ganó dos veces consecutivas el Abierto de los Estados Unidos en los años 1997 y 1998. Llegó a la final de Wimbledon dos años seguidos en el 2000 y 2001 y no pudo ganarlo. En el Roland Garros llegó a las semifinales del 97 y en el Abierto de Australia quedó entre los 4 mejores en el 2001.

Kyrgios suma así otra página a su extenso libro de las polémicas, que va desde el penoso evento en contra del deportista español, Rafael Nadal, en Wimbledon, cuando le pegó la pelota de manera intencional y celebró el hecho, pasando por el escupitajo contra el juez en el Masters 1000 de Cincinnati y un sinfín de actitudes grotescas contra el público que va a disfrutar del deporte blanco.