CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

USA

EEUU revierte decisión sobre visa especial para tratamientos médicos

El USCIS confirmó que restablecerá la evaluación de solicitudes de permisos especiales.

ESTADOS UNIDOS, Boston.- El gobierno del presidente Donald Trump revirtió este jueves 19 de septiembre la decisión de anular las solicitudes de visado especial para inmigrantes con tratamientos médicos y otras adversidades. El Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) había informado el mes pasado que dejaría sin efecto el permiso de residencia.

La medida, que causaría una posible deportación de pacientes sometidos a terapias o tratamientos inminentes de salud, fue ampliamente criticada por los opositores y calificada como un “cambio cruel” de la política migratoria de Trump para obligarlos a retornar a sus países donde no hay garantías para continuar con sus requerimientos médicos.

Asimismo, la decisión -que entró en vigencia el pasado 07 de agosto- generó indignación pública y una indagación en el Congreso. Ahora, el USCIS confirmó que restablecerá la evaluación de solicitudes de “acción diferida”, a discreción y caso por caso, por instrucción de kevin Kealoha McAleenan, secretario interino de Seguridad Nacional.

Previamente, cuando la administración Trump decidió anular esa política, recibió fuertes críticas por parte de los especialistas médicos y abogados migratorios, con casos especiales en la ciudad de Boston, Massachusetts, donde numerosas familias afectadas se radicaron para recibir atención médica.

Posteriormente, activistas y defensores de los derechos civiles presentaron una demanda federal en Boston alegando que las autoridades migratorias no proporcionaron una razón justificada sobre la cancelación del permiso, como lo estipula la ley.

En consecuencia, el USCIS inició una consideración parcial y restableció la evaluación de 400 solicitantes pendientes a quienes les habían enviado, anteriormente, cartas de rechazo y órdenes de salida de Estados Unidos en un periodo no mayor a 33 días, de lo contrario serían deportados.