CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

Mundo

Juez declara improcedente despido de empleada por asistente virtual

“Un robot no puede sustituir a un empleado sin justificación o con la simple excusa de “reducir costes”.

ESPAÑA, Tenerife.- Un juez no admitió el despido de una empleada que ha dedicado 13 años al área de contabilidad en una empresa turística en Gran Canaria, España. La directiva pretendía echarla para sustituirla por un bot (asistente virtual automatizado), según el informe publicado este jueves 26 de septiembre.

La autoridad judicial declaró “improcedente” el despido y rechazó el argumento de la multinacional Lopesan Hotel Management por considerar que no justifica el cese de la actividad laboral de la trabajadora. Además, el juez reiteró que la acción tendrá las consecuencias legales correspondientes.

Por tanto, si la empresa no cumple con la readmisión de la empleada en los próximos cinco días desde que el juez dictó el fallo, la indemnización incrementará a 28.305 euros, así como 33 días de salario por año trabajado con un máximo de 24 mensualidades. La sentencia también agrega 863 euros más intereses por la omisión del preaviso.

Asimismo, el juez manifestó que un robot no puede sustituir a un empleado sin motivos reales justificados o con el simple argumento de “reducir costes”. La sentencia indicó que la trabajadora llevaba laborando desde junio de 2006 en la oficina central como asistente de contabilidad.

Sin embargo, Lopesan adquirió en diciembre de 2018 una licencia de Jiodaka, un robot o asistente virtual que haría el proceso de cobros. La nueva integrante trabajaría automáticamente todos los días laborales desde las 17:15 hasta la madrugada del siguiente día, mientras que en los festivos trabajaría las 24 horas.

El pasado 29 de marzo, la empleada junto a otros compañeros recibieron “una carta de despido objetivo por causas técnicas”. La multinacional también alegó motivos organizativos y productivos para justificar el despido. Aparte, argumentó un futuro sobre el “desalentador panorama del sector en las islas”.