CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

Deportes

La razón por la que se detuvo dos veces el Bulgaria – Inglaterra

El juez principal tomó la pelota y paró el partido, en un momento amenazó con suspender las acciones y darle el triunfo a Inglaterra

BULGARIA, Sofía.- La selección de Inglaterra de fútbol se pudo recuperar de la sorpresiva derrota que sufrió el pasado viernes ante la República Checa, 2 goles por 1. Ahora los británicos viajaron a la capital de Bulgaria y aplastaron a la selección local 0-6. Una goleada que para los ingleses contó con un triste episodio que empañó la fiesta del deporte, que tiene al equipo de Southgate en la cima del grupo A.

Cuando corría la primera parte y el marcador estaba ya en favor de los ingleses 0-3, desde un sector de la tribuna comenzaron a bajar cantos racistas en contra de varios futbolistas afrodescendientes de Inglaterra. El capitán de los ‘Tres Leones’, Harry Kane, se quejó con el juez central del encuentro y este decidió detener más acciones, con la seria amenaza de suspenderlo y otorgarle de inmediato la victoria a los ingleses.

El centro de los cantos racista fue específicamente contra Rahemm Sterling, Marcus Rashford y Tyrone Minga, los fanáticos búlgaros, al menos el sector que destinó parte de su tiempo para protagonizar la lamentable expresión, se quedó en la prehistoria, y después que se detuvo el partido en una primera ocasión, los cantos siguieron y el árbitro, el croata Ivan Bebek, sonó el silbato y paró el cronometro por segunda oportunidad.

https://twitter.com/LaCruzeta/status/1183871655535431685?s=19

No es primera vez que en esta cancha, el Stadion Vasil Levski, protagoniza este tipo de eventos bochornosos, pues parte de su tribuna fue clausurada por la UEFA, el pasado 19 de julio, por la misma situación, reseñó el portal de Mundo Deportivo. Contra Inglaterra le fue cerrada una parte de su platea, en la que entran 5.000 hinchas y ya tiene otro cierre parcial para los juegos ante República Checa y Kosovo, que se jugarán el próximo mes de noviembre.

Inglaterra también había sufrido un hecho similar en el pasado marzo, cuando visitaron a Serbia y los futbolistas británicos sufrieron el mismo desprecio. De igual forma en Bulgaria se jugaron los 90 minutos y dos de los jugadores que sufrieron los cantos racistas le respondieron a la hinchada local con tres goles: Marcus Rashford al minuto 7 y Rahemm Sterling al 45+4′ y al 69′. Ross Barkley al 20′ y 33′, más uno de Harry Kane al 85′ completaron la aplastante goleada que dejó a Inglaterra con 15 puntos, por encima de los checos que quedaron con 12 y Kosovo con 11 en el tercer lugar.