CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

Mundo

Turistas visitan por última vez famoso monolito antes de su cierre

Un pelotón de turistas se aglomeró en la entrada del parque para alcanzar la cima de la roca sagrada.

AUSTRALIA, Adelaida.- Cientos de turistas han apresurado el paso hacia su primer y quizás último ascenso al monolito Uluru, también conocido como Ayers Rock, una formación rocosa sagrada de los aborígenes australianos. El gobierno australiano promulgó una ley que prohíbe escalarlo y entrará en vigor este sábado 26 de octubre.

Un pelotón de turistas se aglomeró en la entrada del parque nacional Uluru-Kata Tjuta para iniciar el recorrido, las imágenes captadas este viernes 25 mostraron multitudinarias filas de viajeros que se alistaban una tras otra para escalar el monolito. La imponente roca se encuentra en el vasto desierto central de Australia.

En contexto, el gobierno decidió prohibir el ascenso a la formación natural en el año 2017 en respuesta a la preservación del pueblo indígena Pitjantjatjara Anangu. La etnia había recuperado desde 1985 su territorio original donde viven desde hace 30.000 años y el gobierno quiere proteger su hábitat de la actividad turística.

El monolito, constituido de arenisca, cuenta con una altura máxima de 348 metros y nueve kilómetros de superficie roja. En algunas ocasiones la fuerza del viento obliga a suspender el acceso por varias horas. El Uluru está situado en una zona inhóspita, a 450 kilómetros de Alice Springs, el poblado más cercano.

El anuncio de la prohibición provocó el aumentó del 20 % de turistas al el monumento entre julio de 2018 y junio de 2019. Actualmente, el decreto es objeto de polémica en el país ya que una parte de la población australiana considera que Uluru, declarado Patrimonio de la Humanidad, es un símbolo turístico y que la actividad se verá afectada.