CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

USA

EE.UU: armas de fuego han dejado más de 38.000 víctimas fatales

Los menores de edad se incluyen entre los afectados.

MTC18. WASHINGTON (DC, EEUU), 15/07/09.- Agentes de la policía caminan por los alrededores del lugar donde el conductor de un Mercedez Benz blanco recibió disparos de la policía después de un tiroteo hoy, 15 de julio de 2009, en los alrededores del capitolio en Washington (DC, EEUU). Un hombre de 35 años resultó muerto durante la persecución. EFE/Matthew Cavanaugh

ESTADOS UNIDOS, Washington.- La violencia armada se ha convertido en el flagelo de la sociedad estadounidense, donde casi a diario se reportan víctimas fatales a causa de las armas de fuego, cuyo porte no ha podido ser regulado por las autoridades pese a las exigencias de leyes más contudentes.

De acuerdo con las cifras de la organización sin ánimo de lucro Gun Violence Archive (GVA), más de 38.000 personas han perdido la vida por este tipo de armas, de las cuales 14.970 fueron víctimas de homicidios, asesinatos, disparos intencionales y en defensa.

La ONG destaca la cifra de víctimas juveniles, unas 969 del total de muertos reportados. Hasta el pasado 24 de diciembre se contabilizaron 207 menores muertos, menores a los 11 años de edad, además de unos de 11 473 heridos por armas de fuego.

Los tiroteos masivos hicieron de 2019 uno de los más sangrientos para los estadounidendes. Cabe recordar las tragedias reportadas en ciudades como Texas, en El Paso, donde un joven de 21 años accionó su rifle en plena tienda causando la muerte de 22 personas y heridas casi 30. Horas después en Ohio, Dayton, 8 personas perdieron la vida cuando un joven armado disparó contra los presentes.

Más recientemente dos hombres armados abrieron fuego en pleno supermercado judío ubicado en Nueva Jersey, dejando un saldo de seis muertos incluyendo a un detective con al menos diez años de servicio. Los dos sospechosos de este crimen investigado como un acto terrorista, también resultaron muertos.

En medio de las exigencias de leyes más duras sobre la posesión de armas, el mandatario Donald Trump insistió en la revisión de antecedentes para el porte. “Son las personas que aprietan el gatillo, no el arma que aprieta el gatillo, por lo que tenemos un problema de salud mental muy, muy grande”, agregó a la prensa local.