CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

Deportes

Mcgregor y sus 46 segundos letales

The Notorious está de vuelta, haciendo valer su chapa de favorito consiguió su primera victoria en Ultimate Fight Combate (UFC) desde 2016.

ESTADOS UNIDOS, Las Vegas.- The Notorious está de vuelta, haciendo valer su chapa de favorito consiguió su primera victoria en Ultimate Fight Combate (UFC) desde 2016 ¡y de que manera! Conor Mcgregor solo necesitó de 46 segundos y una combinación de piernas, brazos y hombros letales para noquear a Donald Cerrone, la noche del sábado 18 de enero en el T-Mobile Arena de Las Vegas.

Con su séquito detrás de su presencia y ante una multitud que aclamaba su regreso a la modalidad de combate que mejor practica, el irlandés ingresó al recinto norteamericano, como acostumbra, con una bandera de su nación colgada en sus hombros. Levantando sus brazos demostraba que estaba de vuelta en su casa, el octágono claramente le pertenece, más allá de insistir en volver a incursionar en el mundo de boxeo.

Entonces llegó el momento del combate, en el que Mcgregor no dió tiempo de reacción a Cowboy, en los primeros ataques combinó patadas y golpes, el norteamericano se le encimó al irlandés y este se inventó un par de golpes con su hombro izquierdo con el que se lo pudo separar. Después vino una conexión con su pierna izquierda, directa al rostro con la que lo tumbó. A partir de ese momento vinieron una serie de golpes repetitivos que llevaron al juez a dar por terminado el combate.

“Soy una jodida leyenda en este juego. Intenté variar los planos para sorprenderle. Donald tiene el récord de la mayor cantidad de golpes de patada a la cabeza, así que me sentí muy feliz por conseguir uno. No se esperaba eso”, dijo Mcgregor al finalizar el breve combate en Las Vegas, Nevada. En esta pelea el irlandés debutó en un nuevo peso de la modalidad de peleas: 77 kilogramos.

Cerrone reconoció la superioridad de su rival y hasta su abuela, fiel acompañante del estadounidense en sus peleas fue a felicitar a Mcgregor por el gran desempeño. “Es una mujer excepcional. Ha estado allí desde la primera pelea de la noche hasta la última. Incluso después de nuestro combate vino a mostrarme respeto y yo se lo mostré a ella, fue genial conocerla finalmente“, finalizó sobre el anecdótico hecho, el artista marcial británico.