CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

Mundo

"Irán es el país más antisemita del mundo", dice Netanyahu

El primer ministro israelí recordó que Teherán aún no reconoce el Holocausto judío.

ESTADO DE ISRAEL, Jerusalem-. El primer ministro del Estado de Israel, Benjamin Netanyahu, cargó duramente contra Irán en la cumbre internacional de conmemoración del Holocausto judío que se desarrolla en su país este jueves 23 de enero. En su discurso, el israelí afirmó que la nación persa es “la más antisemita del mundo”, y pidió mayor presión internacional contra ellos.

“Invito a todos los gobiernos a que se sumen a los esfuerzos para confrontar a Irán”, afirmó. Respecto al Estado que dirige, prometió “hacer todo lo que sea necesario para defender al pueblo y al futuro judío”. En su presentación, Netanyahu destacó las sanciones impuestas por Estados Unidos contra la economía iraní, y envió sus saludos al presidente Donald Trump.

“Es necesaria una respuesta unida ante este régimen tan antisemita, que desarrolla armas nucleares con el objetivo de destruir al único estado judío”, indicó el israelí. Al mismo tiempo, el dirigente acusó al gobierno iraní de “subyugar a su propio pueblo y amenazar al mundo”. En otras oportunidades, había expresado que Teherán “quiere borrar a Israel de la faz de la Tierra”.

Respecto al 75º aniversario del Holocausto, que motivó la realización de este foro global, Netanyahu dijo que “evitar el antisemitismo protege a todas las sociedades”. “Hoy es más fácil reconocer las amenazas que provienen del racismo y antisemitismo que en aquella época”, señaló, y agregó que “lo que empieza con el odio a nuestra religión no termina con los judíos, sino que se extiende”.

Como informó El Intransigente América, esta reunión desarrollada en Jerusalem es la más importante de la historia del Estado de Israel. Más de 40 líderes mundiales están presentes, entre los que se encuentran el ruso Vladimir Putin, el francés Emmanuel Macron, el británico Príncipe Carlos de Gales y el presidente alemán Frank-Walter Steinmeier.