Connect with us

¿Qué estás buscando?

El Intransigente América News

Mundo

EE.UU. retira designación de manipulador de divisas a China

El Departamento del Tesoro tiene a la potencia asiática como uno de 10 países dentro de una lista de vigilancia, lo que significa que sus prácticas monetarias serán supervisadas de cerca.

Washington, EE.UU.- A un paso de firmar el acuerdo comercial en “Fase uno” con China, el gobierno de Estados Unidos anunció el lunes que retirará la designación a Pekín como manipulador de divisas. El pacto que ambas naciones firmarán este miércoles incluye una sección dirigida a evitar que el país asiático manipule su divisa para obtener ventajas comerciales.

La acción se da cinco meses después de que la gestión del presidente Donald Trump catalogara a China bajo dicha denominación, lo que representó la primera vez que un país recibe ese calificativo desde 1994 durante el mandato de Bill Clinton. Publicó la agencia de noticias AP.

Pese a esta nueva modificación, que retira a China de la lista negra de divisas de Norteamérica; el Departamento del Tesoro tiene a la potencia asiática como uno de 10 países dentro de una lista de vigilancia, lo que significa que sus prácticas monetarias serán supervisadas de cerca. Además de China, se incluye a: Alemania, Irlanda, Italia, Japón, Corea del Sur, Malasia, Singapur, Suiza y Vietnam.

Compromisos

Asimismo, el secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, señaló que Washington retiró la designación de China como manipulador de divisas debido a los compromisos en la llamada Fase 1 del acuerdo que el presidente Trump firmará con Beijing el miércoles en la Casa Blanca.

“China ha hecho compromisos exigibles para abstenerse de una devaluación competitiva, al tiempo que promueve la transparencia y rendición de cuentas”, resaltó Mnuchin a través de un comunicado emitido junto al reporte. Vale destacar que la entidad debe informar al Congreso dos veces al año, en abril y octubre, sobre si algún país manipula su moneda para obtener ventajas comerciales injustas contra empresas y trabajadores de Estados Unidos.

Este nuevo documento, prácticamente, se emite tres meses tarde, aparentemente porque el gobierno de Trump había postergado su publicación hasta que hubiera logrado los compromisos de la Fase 1 con China. Como se recordará, la decisión de designar a su rival económico como manipulador se había dado a conocer durante un anuncio sorpresa en agosto.

La Casa Blanca no había no había etiquetado como tal a ningún país desde que el gobierno de Clinton lo hizo con China hace 26 años; y representa una medida principalmente simbólica, que requiere que Estados Unidos entable negociaciones para resolver el problema monetario y podría conducir a la imposición de sanciones económicas como aranceles más altos sobre productos chinos.