CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

Mundo

UNEP insta a poner fin al tráfico ilegal de vida silvestre

La demanda de productos derivados de la vida silvestre genera hasta 23 mil millones de dólares anuales, por lo cual dichas especies “enfrenta amenazas sin precedentes”.

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP) indicó, esta semana, que cerca de un millón de especies de plantas y animales están en peligro de extinción  en la actualidad y uno de los principales causantes de este grave problema mundial es el tráfico ilegal de vida silvestre.

Según la organización la demanda de productos derivados de la vida silvestre genera hasta 23 mil millones de dólares anuales, por lo cual dichas especies “enfrenta amenazas sin precedentes”. Además, lamentaron que “el hábitat natural de las especies se ha reducido drásticamente a causa de la agricultura, la minería y los nuevos desarrollos urbanos”. 

La UNEP estima que aproximadamente 20.000 elefantes son cazados cada año en África. Y se cree que hay más tigres en instalaciones de cría en cautiverio en toda Asia que en la misma naturaleza, donde se calcula quedan sólo 3.800 ejemplares, según reseñó la institución en su página web.

“El comercio ilegal de vida silvestre continúa representando un peligro real para la biodiversidad y los ecosistemas, y también para la salud humana, ya que una serie de enfermedades emergentes provienen de productos animales”, destacó el programa, al tiempo que recordaron que la diversidad biológica es el núcleo de la salud y la productividad de los ecosistemas y genera enormes beneficios a los humanos.

Vigilancia

Asimismo, destacaron que, en conjunto con otras agencias de las Naciones Unidas, gobiernos, organizaciones internacionales y el sector privado, están trabajando para generar conciencia, hacer cumplir las leyes y lograr el apoyo de las comunidades locales para detener el comercio ilegal de dichos especímenes.

Vale resaltar que el Programa de la ONU para el Medio Ambiente acoge, además, a la Convención sobre Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), que regula el comercio de aproximadamente 5.800 especies de animales y 35.000 de plantas, para prevenir la sobreexplotación.

No obstante, la UNEP consideró que “siempre que se realice de manera sostenible y esté bien regulado, el comercio de vida silvestre a menudo tiene resultados positivos de conservación, ya que proporciona incentivos para el buen manejo de los hábitats y de las poblaciones de especies comerciales”.