Connect with us

¿Qué estás buscando?

El Intransigente América News

Clima

Fuerte tormenta invernal avanza hacia el este en Europa

Los gobiernos locales reportaron varias muertes relacionadas con la tormenta.

Fuente: AP

Berlín, Alemania.- El paso de una fuerte tormenta invernal azotó regiones de Gran Bretaña con chaparrones y vientos con fuerza de huracán, por lo que el transporte se vio afectado y las autoridades enviaron avisos por inundaciones. El temporal avanzaba el lunes hacia el este.

Los gobiernos locales reportaron varias muertes relacionadas con la tormenta. Un conductor en el suroeste de República Checa, otro en Eslovenia y un tercero en el sur de Inglaterra murieron por el impacto de árboles derribados sobre sus autos, según publicó la agencia de noticias AP.

Mientras tanto, en Polonia la policía comunicó que fallecieron dos personas luego de que la ventisca arrancara el techo de un edificio de arrendamiento de material de esquí en Bukowina Tatrzanska, cerca de la frontera con Eslovaquia, y lo arrojara sobre gente que esperaba junto a un remonte de esquí. Otras dos personas resultaron heridas.

En Suecia, el diario Aftonbladet difundió que un hombre se ahogó en el lago Fegen luego de naufragar la embarcación en la que se encontraba con otra persona, que seguía desaparecida. No obstante, Gran Bretaña se llevó la peor parte el domingo y más de 20 mil viviendas pasaron la noche sin electricidad. Partes del país se preparaban para fuertes vientos y nevadas el lunes.

Daños

“Aunque la tormenta Ciara se está alejando, eso no significa que estemos entrando en un periodo de tiempo más tranquilo”, señaló Alex Burkill, meteorólogo de la agencia Met Office. “Va a seguir muy inestable”. Vale destacar que luego del temporal, muchas zonas del país se despertaron anegadas y varios ríos se desbordaron tras recibir la lluvia habitual de mes y medio en apenas 24 horas.

Entre tanto, las autoridades mantenían unos 180 avisos por inundaciones en todo el país. En el noroeste de Inglaterra residentes fueron evacuados en torno al desbordado río Irwell. Y en la localidad escocesa de Hawick, en la frontera con Inglaterra, un restaurante y casa de huéspedes se derrumbó sobre el río Teviot. Nadie resultó herido.

Asimismo, se vieron afectados los transportes británicos, con demoras y cancelaciones en vuelos, transbordadores y trenes. Los conductores se encontraron con anegaciones, árboles caídos y otros objetos que bloqueaban carreteras. Ante esta situación, las autoridades llamaron a la gente a informarse sobre el estado de su ruta antes de hacer sus desplazamientos habituales.