CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

USA

Piden cerrar las cortes en la frontera para los “retornados a México”

La Asociación Nacional de Jueces de Inmigración estadounidense destacó que “es un peligro de salud en plena emergencia”.

remain in mexico.

Texas, ESTADOS UNIDOS-. La principal institución judicial sobre la inmigración en Estados Unidos pidió al gobierno de ese país que levante las cortes situadas en la frontera con México. La Asociación Nacional de Jueces de Inmigración (NAIJ) consideró que estos puestos “son un peligro de salud en esta situación del coronavirus“. Hasta el momento, la administración norteamericana no tomó medidas al respecto.

60.000 personas en “Remain in Mexico”

“Cierren las cortes de Remain in Mexico y el resto de las cortes de inmigración. Representan un riesgo durante esta emergencia nacional”, destacó desde Twitter la institución. El pedido había sido realizado en distintas oportunidades por los solicitantes de asilo. Actualmente, más de 60.000 personas están insertas dentro del programa migratorio del gobierno de Estados Unidos.

De acuerdo a lo previsto en “Remain in Mexico”, los inmigrantes deben dirigirse en distintas citas a las audiencias con los jueces. Las mismas se desarrollan en cortes improvisadas en plena frontera. Previamente, la NAIJ había solicitado que estas cierren para “proteger la salud y la seguridad de los jueces de inmigración, el personal del tribunal de inmigración y el público al que servimos”.

En los días previos, las audiencias se habían mantenido abarrotadas de personas, sin los barbijos ni las medidas de protección adecuadas. “El Departamento de Justicia no está cumpliendo sus obligaciones para garantizar la seguridad de los ciudadanos. No hay un ambiente saludable en nuestras cortes de inmigración”, cuestionó en un comunicado la asociación.

Audiencias suspendidas, pero no todas

Recientemente, la Oficina de Revisión de Casos de Inmigración (EOIR en inglés) había dispuesto suspender las audiencias del modelo “master hearings” entre el 16 de marzo y el 10 de abril. No obstante, la medida no abarcaba la totalidad de las citaciones judiciales, por lo que la NAIJ consideró necesario reiterar el pedido hacia el gobierno, buscando una medida general para todas las cortes situadas en la frontera.