CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

USA

Dramático aumento del coronavirus en Nueva York

El gobernador Andrew Cuomo reconoció que solo en un día hubo más de 2.900 casos de COVID-19.

cuomo.

NUEVA YORK (Estados Unidos)-. El coronavirus avanza a un ritmo considerable en el Estado de Nueva York. El gobernador del Estado neoyorkino, Andrew Cuomo, reconoció este viernes 20 de marzo que solamente durante una jornada se dieron 2.950 nuevos casos de pacientes infectados. En un dramático discurso, el demócrata pidió de manera urgente el envío de respiradores para atender a los enfermos.

“Nueva York en pausa”

Con el incremento de casos, Nueva York acumula ya 7.102 pacientes portadores de COVID-19, siendo el primer foco de coronavirus de un Estados Unidos cada vez más afectado. Ante el incesante avance de la enfermedad, el gobernador dispuso una serie de “medidas drásticas”, que fueron incluidas en la orden ejecutiva denominada “Nueva York en Pausa”.

“Necesitemos que cada uno esté seguro”, sostuvo Cuomo. Por ello, dio a conocer “dos medidas básicas”, según él mismo las calificó. La primera supone que “solo funcionarán los comercios esenciales”. “El resto de los habitantes deberá trabajar desde su casa”, expresó el neoyorkino. Por otro lado, exigió a la población que “permanezca en su casa”. El Estado que dirige tiene 8,5 millones de habitantes.

“Necesitamos respiradores”

El gobernador, al mismo tiempo, describió la crisis sanitaria que vive Nueva York, y anticipó cómo será el escenario si la pandemia se profundiza. “Necesitamos respiradores, respiradores, respiradores”, enfatizó, en tono solemne. Con una metáfora bélica, sostuvo que este insumo médico “tiene la importancia de los misiles en la Segunda Guerra Mundial”, para poder derrotar al coronavirus.

“La tasa de crecimiento de los casos, si se mantiene, provocará el colapso de la capacidad de nuestros hospitales”, auguró Cuomo. Sumado a ello, el demócrata indicó que también existe un faltante de “camas” en su distrito. “Tenemos hoy una capacidad de 50.000 camas, y es imperioso incrementarla”, señaló. Por ello, se suspenderán las cirugías previstas para las próximas semanas que no revistan gravedad. “Cada hospital debe usar cualquier espacio que tenga disponible”, destacó.