CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

Mundo

Coronavirus: Voluntarios cosen mascarillas de tela para personal médico

Estas personas están respondiendo al llamado de médicos y enfermeras que, desesperados por obtener equipos de protección personal, han recurrido a la población.

Mascarillas

CHICAGO (EE.UU.).- Ante la falta de equipamiento médico que se ha generado en clínicas y hospitales del mundo por la pandemia del coronavirus, cientos de personas han comenzado a confeccionar mascarillas de tela para colaborar con los médicos que está al frente de la guerra contra el brote de la enfermedad.

Estas personas están respondiendo al llamado de médicos y enfermeras que, desesperados por obtener equipos de protección personal, han recurrido a la población asegurando que las mascarillas caseras son mejor que nada. Publicó la agencia de noticias AP en su página web.

Tal es el caso de Bill Purdue, quien se gana la vida impermeabilizando sótanos, y ha pasado los últimos días en la tienda de tapicería de un amigo en Washington, Indiana, cortando rectángulos de tela de algodón con los que su compañero cose cubrebocas.

Asimismo, el mes pasado, la diseñadora de moda Briana Danyele se mudó desde Italia a la casa de su madre, en Greer, Carolina del Sur, donde ha convertido la sala de estar en una minifábrica de costura, elaborando tapabocas que borda con el lema “We Got This!” (“¡Podemos con esto!”).

Iniciativas ciudadanas

Son sólo dos ejemplos de ciudadanos que se han puesto manos a la obra ante la crisis sanitaria. Y para quienes están en sus casas preocupándose por la saturación de los hospitales y la situación económica, coser mascarillas les hace sentir menos indefensos.

“Lo que haga falta para conseguirlo, esto es lo que quiero hacer”, expresó Purdue, de 57 años, cuya hija trabaja en una maternidad en Evansville, Indiana. Él y su amigo Mike Rice respondieron a un post publicado la semana pasada en Facebook por el Sistema de Salud Deaconess en Evansville pidiendo colaboración ciudadana.

En otras naciones como España voluntarias elaboran barbijos. De las máquinas de coser de la Escuela de Paracaidistas de Murcia, en el sureste del país, salen unas 500 mascarillas al día, comunicó la Fuerza Aérea en su perfil de Twitter. Mientras que, en Bélgica, lo que comenzó con una única mujer hace una semana, se ha convertido en un pequeño ejército de costureras en cuestión de días.