CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

Mundo

Coronavirus: más de 33.500 personas han muerto en todo el mundo

La cifra de fallecidos en Estados Unidos se duplicó en apenas tres días, según autoridades sanitarias.

WASHINGTON (Estados Unidos).-La cifra de fallecidos de coronavirus en todo el mundo rompió la barrera de los 30.000. De acuerdo con el mapa de la Universidad Johns Hopkins que sigue el avance de la enfermedad en tiempo real se registran en total 33.597. Europa sigue siendo el epicentro aunque el mundo ha girado su atención en Estados Unidos donde la cifra fatal se duplicó en apenas tres semanas.

Italia registra este domingo 10. 779 muertos, 889 en las últimas horas. Los infectados llegaron a 97.600. El jefe de Protección Civil, Angelo Borrelli, destacó las cifras de pacientes recuperados que hasta este fin de semana sumaron más de 1.400. Para el funcionario las medidas de contención evitaron una situación más dramática en los centros de salud.

Estados Unidos, sin embargo, figura como el país con más contagios de coronavirus en el mundo. Este sábado el presidente Donald Trump asomó la posibilidad de ordenar la cuarentena obligatoria en los tres estados más afectados: Nueva York, Washington y California. Horas más tardes, confirmó en su cuenta de Twitter que una medida de este tipo “no será necesaria” en la ciudad de Nueva York.

La ciudad estadounidense reportó cerca de 30.000 casos del total de 52.318 en el estado de Nueva York. Los expertos sanitarios consideran que este podría convertirse en un brote incluso peor que el que registró la ciudad china Wuhan, epicentro de la enfermedad hace algunos meses. Tanto el alcalde Bill de Blasio como el gobernador Andrew Cuomo, han declarado la emergencia y pidieron más ayuda del gobierno federal.

Mensaje de esperanza

Este lunes se prevé la llegada del buque militar USNS Comfort con toneladas de suministro destinados a atender a los pacientes. Más de 1.200 marineros y voluntarios, incluyendo personal médico, viajan a bordo de la embarcación considerada la más grande del planeta. “Este gran barco detrás de mí es un mensaje de esperanza y solidaridad de 70.000 toneladas para la increíble gente de Nueva York”, expresó el mandatario al despedir el buque desde Virginia.