CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

Mundo

Bayly: “El mundo va a tener que aprender a convivir con el coronavirus”

El polémico periodista se opone a la cuarentena estricta que, asegura, vulnera las libertades individuales.

MIAMI (Estados Unidos).- El periodista de opinión, Jaime Bayly, abordó la pandemia del coronavirus y la incertidumbre que ha causado en la mayoría de los ciudadanos que se ven obligados a salir a trabajar. Esto pese al riesgo de infectarse del virus que ha dejado cerca de 60.000 fallecidos en todo el mundo.

Al referirse a la situación de los jornaleros, que viven únicamente de su trabajo diario, insistió en que muchos deben salir pese al temor de contraer la enfermedad. “El mundo va a tener que aprender a convivir con el coronavirus. No podemos escondernos medio año del coronavirus. Tenemos que salir y aprender a convivir con él, cuidándonos“, enfatizó.

El también escritor se ha manifestado en reiteradas oportunidades contra la cuarentena estricta asegurando que este tipo de medidas vulneran las libertades individuales. Bayly ha asegurado que los “pobres no tienen ahorros” y que la única manera de mantener a la población encerrada en sus casas en garantizando una ayuda económica. En pasados programas aseguró que le toca seguir trabajando pese al riesgo: “A peores cosas me he enfrentado en mi vida, y sigo de pie”.

Dardos contra España

En su acostumbrado resumen del panorama mundial del coronavirus, se refirió a los 40.000 muertos que ha dejado en toda Europa. Se calcula que 2 de cada 3 personas que han fallecido en esta región se ubican en Italia o España. Sin embargo, Bayly criticó que pese a la escasez de insumos que reporta este último país, haya anunciado su disposición de vender insumos a las sancionadas Cuba y Venezuela.

“¿A usted le sobran materiales sanitarios?, cuestiona a la ministra española de Exteriores, Arancha González Laya. “¿No, verdad? Le faltan. Por algo le compraron a China casi 400 millones de euros en pruebas de detección defectuosas. Ocúpese de curar a la población española, de atenderla, socorrerla, en lugar de estar haciéndole morisquetas y guiños a las sapatrías banaderas de Cuba y Venezuela”.