CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

USA

EE.UU. vuelve a superar las 2.400 muertes diarias por el virus

“Habrá más muerte”, dijo el presidente Donald Trump, dispuesto a la reapertura del país.

WASHINGTON, (Estados Unidos).- La jornada de este jueves 7 de mayo marcó otra cifra récord de muertes por el virus en Estados Unidos. De acuerdo con la data de la Universidad Johns Hopkins, un total de 2.448 personas fallecieron a causa de la peligrosa enfermedad. La cifra de decesos en el país se elevó a 76.928, acercándose a las 100.000 muertes proyectadas por la Casa Blanca, en el escenario más esperanzador.

Nueva York ya acumula 26.565 muertos, más de 231 en las últimas horas. Nueva Jersey le sigue con 8.834 fallecidos, y luego Massachusetts, con 4.552. En el país además ha confirmado 1,2 millones de casos positivos, la mayoría de estos en el área metropolitana del estado de Nueva York, que no obstante comenzó la reapertura de algunas zonas.

El mandatario Donald Trump, sin embargo, parece más determinado a reactivar la economía estadounidense, afectada por el desempleo. El republicano insistió en que la situación también está causando muertes. “Tenemos que ser guerreros. No podemos mantener nuestro país cerrado durante años”, alegó al ser interrogado sobre el aumento de decesos esperados a medida que se relaje el confinamiento y se abran los negocios.

Alarma en la Casa Blanca

El presidente estadounidense ordenó realizar pruebas diarias del virus al personal interno de la casa presidencial, como medida de precaución. Su decisión fue anunciada tras la alarma que causó la confirmación de un edecán contagiado. Tanto Trump como el vicepresidente Mike Pence, fueron sometidos a tests urgentes para descartar la infección, los cuales resultaron negativos.

“Todos somos guerreros”, enfatizó el mandatario al confirmar la prueba de coronavirus realizada este jueves 7 de mayo. Asimismo dijo no haber tenido mucho contacto con el funcionario diagnosticado. Se trata del segundo caso en la Casa Blanca, luego de que un asistente de Pence diera positivo el pasado mes de marzo.