CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

USA

Las tres recomendaciones claves de la USCIS para los inmigrantes

La agencia migratoria anunció la reapertura de algunas de sus oficinas, en medio de la pandemia del coronavirus.

uscis

WASHINGTON, (Estados Unidos).- La oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) se prepara para reiniciar sus actividades desde el próximo 4 de junio. El proceso será progresivo y amerita seguir una serie de recomendaciones o lineamientos claves para los requerimientos de la comunidad de los inmigrantes en Estados Unidos.

La agencia migratoria solo reabrirá algunas oficinas. Además, reducirá el número de personas que atenderá debido a las medias de aislamiento recomendadas por la pandemia. Una de las advertencias publicadas este miércoles 27 de mayo va dirigida al proceso de asilo, cuyas citas serán reprogramadas. Las entrevistas se llevarán a cabo a través de video, sin que el inmigrante y el oficial estén en el mismo lugar.

También, la USCIS actualizó las recomendaciones sobre el procedimiento para la ciudadanía. Aquellos que ya aprobaron los exámenes serán notificados de una nueva reunión. La asistencia se limitará al solicitante o a la personas que acompañe, en caso de discapacidad. Las entrevistas y citas para la residencia permanente y/o naturalización además serán reprogramadas desde el próximo 4 de junio, con una duración más corta para evitar la exposición prolongada de los asistentes.

USCIS también advirtió sobre algunas restricciones para el ingreso de inmigrantes. Esto en el caso de que hayan tenido contacto con alguna persona contagiada de coronavirus o presentar algún síntoma de la enfermedad. Las personas deberán portar mascarillas y llevar su propio bolígrafo a la convocatoria. Solo se podrá ingresar a las instalaciones unos 15 minutos antes de la cita.

Déficit de fondos

La agencia migratoria USCIS ha solicitado más fondos al Congreso argumentando la suspensión de los servicios durante la cuarentena. Serían al menos 1.200 millones de dólares que aliviarían el déficit de hasta 50 % de sus ingresos. De no aprobar los recursos, habrá al menos 10.800 empleados despedidos. La comunidad de inmigrantes ha denunciado los supuestos desvíos de estos recursos para aumentar las deportaciones masivas.