Connect with us

¿Qué estás buscando?

El Intransigente América News

Deportes

Boris Becker espera ver una nueva era en el tenis

Tras la inactividad que se está viviendo en la especialidad, el ex tenista alemán asegura que este el momento ideal para que la nueva generación comienza a dominar el circuito.

Boris Becker
Boris Becker

Para la leyenda del tenis alemán, Boris Becker, este el momento ideal para que los jugadores jóvenes tomen la batuta en la ATP. Puesto que considera, que cuando se reanude la temporada, los jugadores veteranos tendrán consigo más dificultades para desarrollar a plenitud su juego. Como el avance de las edades o el rendimiento físico.

«Solo por la presión añadida, los jugadores más veteranos sufrirán más porque han perdido un año. Sabemos que el talento de Roger Federer desafía toda lógica, pero cumplirá 40 el año que viene», comentó el germano en declaraciones difundidas por la Academia Laureus. En las mismas, señaló a esos benjamines que pueden ser el relevo.

«Los tres grandes campeones (Nadal, Federer y Djokovic) lo han ganado todo varias veces. Creo que es el momento para que la generación más joven dé un paso adelante. El mejor de ellos en los últimos dos años ha sido Dominic Thiem. Ha alcanzado tres finales importantes y jugó muy bien contra Novak, perdiendo en cinco sets en Melbourne», señaló Boris Becker.

«Me gusta mucho Stefanos Tsitsipas, la forma en que se desenvuelve dentro y fuera de la cancha y cómo juega. También me gusta Sascha Zverev. Llegó a la semifinal en Melbourne y todavía tiene solo 22 años, así que tiene una larga carrera por delante. Hay otros jugadores más jóvenes que son fascinantes», prosiguió.

Para finalizar, confesó un deseo personal. «Me gustaría ver a los grandes en su mejor momento y caer derrotados. No quiero que la generación joven tome el control de este deporte cuando los tres primeros ya no jueguen más o sean demasiado mayores. Quiero ver una final entre un joven de 22 y uno de 33 años. Eso sería lo mejor para el tenis. Así que, jóvenes, suban el nivel», cerró Becker.