CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

Deportes

Nick Kyrgios se confiesa: “Mi objetivo no es ganar Grand Slam”

El tenista australiano ha asegurado que trata de vivir su vida deportiva muy relajada, si comprometerse al máximo.

Nick Kyrgios
Nick Kyrgios

Para Nick Kyrgios estar en la polémica ha sido una constante en su carrera. La cual para él ya ha tomado un camino, la de estar alejado de las presiones que lo llevan estar disputando partidos decisivos de un Grand Slam. Esto porque, según sus condiciones físicas no son las ideales para poder estar presente en los siete partidos de un abierto de tenis. Mostrando así su lado más sincero.

“Mi objetivo no es ganar Grand Slam. Solo quiero jugar a mi manera, pasármelo bien y jugar”, comentó Nick Kyrgios durante una charla en el podcast de su amigo Elliot Loney. En la que aseguró que antes de llevar una vida comprometida cien por cien al tenis, prefiere una donde no se tome tan en serio al deporte. Declaraciones que han causado revuelo dentro de la especialidad.

“No creo que mi cuerpo aguante siete partidos en un Grand Slam, potencialmente jugando tres o cuatro horas en cada partido. Si pudiera, me gustaría irme de cervezas después de jugar. Solo quiero relajarme. Creo que el deporte se toma demasiado en serio”, señaló el australiano. Quien también tuvo palabras para hablar sobre lo que él piensa sobre tener un entrenador.

“Contratar un entrenador para mí no tiene sentido, porque no quiero hacerles perder su tiempo tampoco. No creo que un entrenador esté preparado y no les voy a hacer pasar por ello porque sería una pesadilla”, confesó Kyrgios. Que admitió que ya no está para tomar consejos de terceros: “en el momento en el que estoy en mi carrera, ya está muy avanzada para un entrenador, porque tengo mis manías y sinceramente no quiero escuchar consejos”.

Para finalizar, contó varios episodios de su infancia que influyeron a tomar las decisiones que hoy por hoy han causado controversia en su carrera. “Había mucha gente que daba su opinión sobre lo que tenía que hacer y que decir, y esos comentarios a veces dolían. Era muy difícil lidiar con ello. Solo quería demostrarles que estaban equivocados. Quería salir ahí fuera”, sentenció el australiano.