Connect with us

¿Qué estás buscando?

El Intransigente América News

Deportes

Siguen las críticas a Donald Trump: «Es un demente que se esconde en el sótano de la Casa Blanca»

Las celebridades del deporte profesional norteamericano han mostrado su enojo contra el presidente, a raíz de las últimas protestas que se están dando en el país por el asesinato de George Floyd.

donald trump

ESTADOS UNIDOS-. Distintas personalidades del deporte profesional de los Estados Unidos han mostrado su enojo en contra del presidente Donald Trump. El mandatario, por estos días, se encuentra en el ojo del huracán por la protestas, que ya llevan varias jornadas, y se están dado en gran parte del país. Todo esto por la muerte de George Floyd en manos de las fuerzas policiales, un hecho que ha sido considerado como crimen de corte racista.

Por esta razón, las calles de varios estados de los Estados Unidos, incluyendo su capital, han estado llenas de grandes protestas. Y los deportistas del país norteamericano no se han guardado nada y han mostrado su enojo contra Donald Trump. Y uno de los últimos fue el legendario entrenador de los San Antonio Spurs, Gregg Popovich.

En una entrevista con The Nation, el estadounidense dejó entrever su sorpresa por todo lo que está pasando. «Lo que me sorprende es que todos vemos esta violencia y racismo policial y lo hemos visto todo antes, pero nada cambia», aseguró el mítico entrenador. Al mismo tiempo, afirmó que si no hay propósito final con estas protestas, todo será en vano.

«Sin liderazgo y una comprensión de cuál es el problema, nunca habrá cambios. Y los estadounidenses blancos han evitado considerar este problema para siempre porque ha sido nuestro privilegio poder evitarlo. Eso también tiene que cambiar», estimó. Para finalizar su encuentro con una fuerte arremetida contra el mandatario norteamericano.

«Es increíble. Si tuviera un cerebro, incluso si fuera solo un 99% cínico, saldría y diría algo para unificar a las personas. Pero a él no le importa unir a las personas. Incluso ahora. Así de trastornado está. Se trata de él. Se trata de lo que lo beneficia personalmente. Nunca se trata del bien mayor. Y eso es todo lo que ha sido», concluyó.