CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

USA

Nueva York comienza su fase 3 de reapertura con excepciones, según Cuomo

Las autoridades reportaron otra jornada de cifras mínimas de contagios y muertes por coronavirus.

NUEVA YORK
NUEVA YORK

NUEVA YORK, (Estados Unidos).- El gobernador Andrew Cuomo, confirmó el inicio de la tercera fase de reapertura en la ciudad de Nueva York este lunes 6 de julio. Sin embargo habrá excepciones para los restaurantes, los cuales no podrán servir comida en su interior, al menos hasta nuevo aviso. La decisión fue anunciada por la máxima autoridad del estado quien también confirmó otra jornada de cifras mínimas de contagios y muertes por coronavirus, tras ser el estado epicentro de la pandemia.

“La ciudad de Nueva York es una zona urbana densa y poblada y, hasta hace poco, fue el epicentro mundial de la crisis. Por precaución y después de ver las experiencias de otros estados con los restaurantes en el interior, esperaremos para volver a abrirla a medida que la ciudad inicie la fase 3”. Asimismo alentó a los residentes a usar las mascarillas, guardar la distancia social y la higiene de las manos con desinfectante. “Continúe las prácticas inteligentes que han convertido a nuestro estado en un líder nacional en la lucha contra este virus”.

Las autoridades han impuesto varias condiciones para esta fase de la reapertura. La capacidad dentro de las empresas de cuidado personal no debe superar 50%. Las salas de espera  además estarán cerradas. Hasta nuevo aviso se prohíben los servicios de cuidado personal que requieren que los clientes se quiten las máscaras faciales, como perforaciones en los labios o nariz, masajes y tratamientos en el rostro o depilación. Asimismo se deben mantener los dos metros mínimos de distancia social, excepto durante el servicio durante el cual deben usarse las mascarillas.  

Cada empresa tendrá que cumplir con las normas de distanciamiento físico, equipo de protección, higiene y limpieza, informes y evaluación establecidas por el estado. Los empleados deberán hacerse la prueba de COVID-19 cada 14 días. Las evaluaciones de salud obligatorias, como un cuestionario o un control de temperatura, serán necesarias para los trabajadores pero no para los clientes. El alcalde Bill de Blasio dijo que trabajaría con el estado para determinar cuándo la ciudad podría avanzar con la reapertura del servicio de comida interior.

Este 5 de julio hubo ocho nuevas muertes asociadas con el coronavirus y 533 casos adicionales en 42 condados. Entre ellos, siete se reportaron en Albany, cuatro en el condado de Saratoga, tres en Schenectady y dos en Rensselaer, según informó el gobernador Cuomo. En total se realizaron 63.416 tests, de los cuales 533 arrojaron positivo, con una tasa de infección aproximada de 0,84%. Unas 832 hospitalizaciones fueron reportadas en la entidad durante la última jornada que coincidió con el fin de semana festivo estadounidense.