CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

USA

“El mayor reembolso”: ¿Por qué Volkswagen paga más de 9.500 millones de dólares en Estados Unidos?

La firma alemana desembolsó la suma a los afectados por el caso dieselgate.

Volkswagen

ESTADOS UNIDOS – Luego de casi cinco años del escándalo internacional denominado “dieselgate” que afectó a millones de consumidores de la marca Volkswagen AG en Estados Unidos, la firma pagó un total de 9.500 millones de dólares a los estadounidenses engañados por dispositivos instalados por el fabricante alemán en sus vehículos para saltarse las normas anticontaminación.

Luego de admitir en 2015 la utilización de un software secreto en 11 millones de vehículos en todo el mundo capaz de hacerlos parecer menos contaminantes en las pruebas de laboratorio de lo que eran realmente en la carretera, la firma automotriz de origen alemán acordó recomprar o reparar más de 550.000 vehículos diésel contaminantes en Estados Unidos.

En este sentido, la Comisión Federal de Comercio (FTC) destacó que más del 86% de los consumidores que completaron las denuncias eligieron la devolución de su automóvil a través de una recompra o un término anticipado del arrendamiento en lugar de obtener una reparación. La agencia AFP informó que Volkswagen pagó más de 9.500 millones a los consumidores estadounidenses, mientras que el proveedor de VW Robert Bosch canceló más de 300 millones de dólares en el país.

Rupert Stadler

“Cuando les dimos a los propietarios de vehículos de la marca Volkswagen o Porsche, una filial del fabricante de Wolfsburgo, si deseaban devolver su vehículo o adaptarlo a las normas, más del 86% de los que llegaron al final del proceso prefirieron devolver el automóvil”, indicó la FTC en su informe final. Asimismo, calificándolo como el “mayor reembolso”, el organismo indicó que todos los compradores implicados recuperaron todo el dinero invertido en la compra.

Tras afrontar numerosas acciones judiciales, a Volkswagen aún le queda una contienda que afrontar. Se trata de uno de los granes juicios esperados en Alemania contra el exjefe de Audi, Rupert Stadler, quien comparecerá ante un tribunal el próximo 30 de septiembre. La compañía alemana afrontó numerosas acciones judiciales desde que estalló el escándalo. El caso podría costarle a Volkswagen unos 35.000 millones de dólares, incluidos los 9.500 millones pagados a sus clientes en Estados Unidos.