CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

Inmigración

Golpe a los dreamers: gobierno de Trump anuncia nuevas medidas contra programa DACA

Las nuevas acciones perjudicarían a al menos 700.000 extranjeros beneficiados.

DACA
DACA (Photo by Sandy Huffaker / AFP) (Photo by SANDY HUFFAKER/AFP via Getty Images)

WASHINGTON, (Estados Unidos).- A tan solo poco más de un mes de la decisión de la Corte Suprema a favor del programa DACA que protege a cerca de un millón de indocumentados en Estados Unidos, la administración de Donald Trump anunció nuevas medidas que suponen una nueva amenaza contra los llamados “dreamers“, cientos de miles de inmigrantes llegados al país cuando eran niños y cuya deportación ha sido limitada por la iniciativa del entonces mandatario Barack Obama.

El secretario interino de Seguridad Nacional, Chad Wolf, aseguró que a pesar de la decisión de la Corte Suprema la administración todavía considera que el programa formalmente llamado Acción Diferida para los Llegados, es “ilegal”. Asimismo reiteró que la sentencia abre espacios para nuevas formas de terminar el programa que protege al menos 700.000 extranjeros.

La administración Trump limitará el alcance de DACA mientras revisa su legalidad, dijo Wolf citado por NBC News. Es por eso, que mientras dure la revisión se rechazarán las nuevas solicitudes iniciales mientras que aquellas enviadas con anterioridad para la renovación serán estudiadas caso por caso, aseveró. “Existen argumentos políticos que permitirían la eliminación definitiva del programa”, aseveró.

El gobierno estadounidense también limitará el tiempo de las renovaciones de dos a solo un año. Asimismo podría rechazar autorizaciones para viajes y aquellas todas las solicitudes anteriores para documentos de autorización de empleo o aquellas pendientes de libertad condicional, excepto algunas “circunstancias excepcionales”.

El pasado junio, la Corte Suprema dictaminó que el gobierno de Trump no podría eliminar DACA considerando la falta de un argumento adecuado. Por el contrario, el presidente de esa instancia, John Roberts, consideró “caprichosa”, la pretensión de la administración. El mandatario descargó su furia en las redes sociales donde dijo que la decisión “estaba políticamente cargada” y prometió nuevas autoridades judiciales. Asimismo amenzzo con nuevos intentos para eliminar el programa.