Connect with us

Hi, what are you looking for?

El Intransigente América News

Mundo

Rebelión en Serbia: miles de personas protestan contra la extensión de la cuarentena

El presidente Aleksandar Vučić repudió la «terrible violencia callejera».

SERBIA
SERBIA

BELGRADO, (Serbia).- Las protestas inicialmente pacíficas que exigen al gobierno de Serbia el fin del confinamiento impuesto por la pandemia del coronavirus, estallaron en una revuelta con miles de personas en las calles que se enfrentaron a las fuerzas de seguridad tras intentar tomar el Parlamento. Los manifestantes no solo critican la mala gestión de la emergencia sanitaria sino que se oponen a un extensión de la cuarentena prevista desde el próximo fin de semana ante el repunte de los contagios reportado por las autoridades.

Las personas enardecidas lanzaron pirotecnia a la policía reunida frente a la Asamblea Nacional, lo que provocó una nueva serie de enfrentamientos. Los sucesos violentos pronto se extendieron por el centro de la ciudad de Belgrado donde se registró una lucha campal con gran cantidad de bombas de gas lacrimógeno y varios ejemplos de uso desproporcionado de la fuerza. Los agentes además bloquearon las inmediaciones de la sede legislativa y desalojaron a los protestantes con sus caballos blindados, según reseñó la prensa local.

El líder del Partido Popular, Vuk Jeremić, aseguró en las redes sociales que las personas que generaron tensiones son enviados por el partido gobernante. «Él los ha enviado para crear caos y provocar enfrentamientos entre la gente. Quiere que nos odiemos. Mantengamos la paz y la dignidad, no tiene solución para eso», tuiteó en alusión al presidente Aleksandar Vučić. Pavle Grbović, miembro de la Movimiento de Ciudadanos Libres (PSG) también apuntó contra el mandatario por supuestamente filtrar las protestas. «Vučić irá a Bruselas dentro de dos días. La gente está justificadamente enojada».

La presión social ha impactado en el gobierno serbio. El presidente Vučić argumentó que el toque de queda impuesto desde esta semana evitaría el colapso en los centros de salud en Belgrado que ya se encuentran «totalmente llenos» por el aumento de afectados. Sin embargo, ha declinado a extender el confinamiento y en cambio prohibir las reuniones de más de 10 personas. «Lo más seguro es que no haya toque de queda», expresó el mandatario quien ve imposible promulgar las medidas. Al mismo tiempo condenó los hechos violentos que causaron daños y personas heridas.

El ministro de Defensa, Aleksandar Vulin, declaró a la televisión pública para expresar su repudio a la «terrible violencia callejera», que poco después adjudicó a razones políticas. Para el funcionario se trata de un intento de golpe de Estado que podría derivar en una guerra civil en Serbia. «No se puede explicar de otra manera», opinó. En el país se han registrado 341 víctimas fatales por el coronavirus y un total de 17.076 personas infectadas. En la última jornada se sumaron 357 casos con respecto al día anterior, según el recuento de las autoridades sanitarias.

El Intrasigente América News, Miami, Estados Unidos © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados