CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

USA

“Nadie sabe”: Donald Trump se retracta tras sugerir que “lo de Beirut fue un ataque”

El Pentágono negó que sus generales apoyaran la tesis que, según el mandatario, fue apoyada por los uniformados.

Donald Trump

ESTADOS UNIDOS – En medio de teorías que rodean las trágicas explosiones que devastaron la ciudad de Beirut este 4 de agosto y conmocionaron al mundo entero, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se manifestó nuevamente sobre lo ocurrido luego de que en una primera instancia el mandatario hubiera sugerido que las detonaciones se debieron a un “ataque”.

“Nadie sabe todavía”, fueron las declaraciones ofrecidas por el republicano en esta segunda oportunidad calificando como “terrible” lo ocurrido y resaltando que “realmente no se sabe qué fue” refiriéndose a las detonaciones “¿Cómo se puede decir accidente? Alguien … dejó algunos dispositivos explosivos terribles y cosas por ahí tal vez. Quizás fue eso. Quizás fue un ataque. Creo que nadie puede afirmar qué fue en este momento”, expresó.

El pasado martes cuando se registraron los hechos, Trump había asegurado que “parecía un terrible ataque” luego de reunirse con generales de las fuerzas estadounidenses. “Ellos piensan que esto no fue algún tipo de explosión industrial. (…) Ellos creen que fue un ataque”, indicó, refiriéndose a lo que muchos describieron como una réplica de la bomba nuclear lanzada por el país norteamericano en Hiroshima en agosto de 1945.

De acuerdo con AFP, la retractación del presidente norteamericano surge luego de que el Pentágono se negara a confirmar las presuntas premisas planteadas por uniformados de alto rango sobre un ataque y difundidas por el mandatario. “Todavía estoy recibiendo información sobre lo sucedido”, expresó el secretario de Defensa, Mark Esper apoyando la tesis de que las explosiones, que hasta ahora suman 137 fallecidos y alrededor de 5.000 heridos, fueron accidentales.

El primer ministro de Líbano, Hassan Diab. adjudicó las explosiones a un incendio que hizo detonar aproximadamente unas 2.750 toneladas de nitrato de amonio que se encontraban en un almacén “sin las aparentes medidas de precaución” en el puerto de Beirut. Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores del Líbano, Charbel Wehbé, informó este jueves 6 de agosto sobre la creación de una comisión de investigación para llevar a cabo las pesquisas correspondientes sobre lo sucedido. “Tiene cuatro días para dar un informe detallado sobre las responsabilidades» expresó.