CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

Mundo

“Queremos destruir al gobierno”: Beirut vive otra jornada de protestas tras fuerte explosión

De acuerdo con la Cruz Roja, más de 240 personas han resultado heridas en las manifestaciones.

beirut
beirut

BEIRUT, (Líbano).- Miles de manifestantes se mantienen en las calles de Beirut, ciudad donde el pasado 4 de agosto se vivieron dos fuertes explosiones que dejaron 158 fallecidos y más de 6.000 heridos. Los ciudadanos se ubicaron en la entrada de la Plaza del Parlamento, un área acordonado por las fuerzas de seguridad que han intentado reprimir a las protestas. El enfrentamiento no se hizo esperar, con piedras y golpes entre los violentos y policías.

“Queremos destruir al gobierno, queremos matar a este gobierno”, expresaba un manifestante a la televisión libanesa según declaraciones recogidas por la cadena CNBC. El trágico suceso de la semana pasada habría detonado además meses de conflictos sociales y motivó nuevos llamados a la renuncia del gobierno. El clérigo Bechara Boutros al-Rai, patriarca de Antioquía y metropolitano de la Iglesia católica maronita, opinó al respecto: “La renuncia de un parlamentario o de un ministro no es suficiente. Todo el gobierno debe renunciar”.

Sus palabras durante el sermón dominical suceden poco después de que la ministra de Información, Manal Abdel Samad, puso el cargo a disposición con varias críticas al gobierno. Se calcula que hasta unas 10.000 personas se reunieron en la céntrica plaza e intentaron derribar la barricada que bloqueaba el pasado hacia el Parlamento. Esto motivó la batalla campal con los funcionarios de seguridad, que dejó un saldo aproximado de 240 heridos. Otros ciudadanos atacaron algunos ministerios y la Asociación de Bancos Libaneses.

“Nada cambiará hasta que nuestros líderes se vayan”, dijo a la prensa local uno de los protestantes. El hombre es uno los afectados por la explosión luego de la destrucción de su tienda de regalos que logró abrir con los ahorros de 15 años de trabajo en Kuwait. Otros, entre escombros y desolación, rememoraron la guerra civil de los años setenta que destruyó áreas de Beirut, que con los años debieron ser reconstruidas.

Líderes del mundo acordaron este 9 de agosto la ayuda a Líbano luego de la tragedia aparentemente causada por la explosión de unas 2.700 toneladas de nitrato de amonio en el puerto ubicado en la capital libanesa. Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Francia, entre otros países, se comprometieron a asistir al país del Medio Oriente que lidia una grave crisis económica y la pandemia de coronavirus. “El futuro del Líbano está en juego”, dijo el mandatario francés, Emmanuel Macron.