CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

Mundo

¡Al rescate de Beirut! la ONU enviará toneladas de harina para evitar hambre ante la crisis

Luego de las explosiones registradas el 4 de agosto, el organismo prestará ayuda al país afectado.

Beirut

LÍBANO – En medio de una crisis social y política que se avivó luego de las explosiones registradas el pasado 4 de agosto, Beirut esta expuesta a una serie de consecuencias que podrían incluso poner el “hambre” como principal agente de preocupación en la capital del Líbano. De cara a esto, la Organización de Naciones Unidas (ONU) anunció el envío de 17.500 toneladas de harina para evitar que el país afectado se quede sin pan.

“Estamos tratando de que al menos parte del puerto esté operativa para traer trigo”, indicó desde Beirut David Beasley, el jefe del Programa Mundial de Alimentos (PMA), durante una reunión por videoconferencia con los países de la ONU sobre los hechos registrados en el puerto y que dejaron la principal zona portuaria de la ciudad totalmente devastada.

La PMA, expresó su preocupación sobre el hecho de que el cierre del puerto dispare el hambre el país y por ello, marcó como una prioridad la apertura parcial del lugar con el objetivo de que el cargamento de la ONU llegue en dos semanas, lo que sería suficiente para poner pan en la mesa de todos los libaneses durante unos 20 días. De acuerdo información de AFP, 85% de los alimentos que se consumen en el Líbano son importados y el 85% de la harina que entra en el país arriba a través del puerto de Beirut.

Desde las trágicas explosiones causadas por 2.750 toneladas de nitrato de amonio el pasado martes, en Beirut se desencadenaron una serie de eventos que se reflejaron en protestas que exigían la renuncia del calificado “gobierno negligente”.

Ante la presión, este lunes 10 de agosto el primer ministro Hassan Diab dimitió de su cargo durante una cadena nacional y puso su cargo a la orden al igual que todo su gabinete. El mandatario aseguró que seguiría frente al gobierno hasta que un nuevo funcionario asuma el cargo. Las trágicas explosiones que, para muchos, fue una réplica de la bomba de Hiroshima dejó 160 fallecidos, al menos 6.000 heridos y toneladas de escombros en calles devastadas.