CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

Mundo

Video: la impactante explosión de Beirut en cámara extra lenta

La ola expansiva de la detonación dejó un cráter de 40 metros de profundidad, toneladas de escombros y al menos 3.000 personas sin hogar.

Beirut

LÍBANO – El pasado 4 de agosto la ciudad de Beirut fue escenario de una tragedia marcada por una explosión en el puerto del Líbano que, para muchos, fue una cuasi réplica de la terrible bomba de Hiroshima debido a la magnitud de su detonación. Este hecho, provocado por 2.750 toneladas de nitrato de amonio, ha registrado hasta la fecha un total de 160 víctimas mortales y alrededor de 6.000 heridos.

La devastadora explosión dejó una serie de daños considerables, entre ellos un cráter de 40 metros de profundidad, toneladas de escombros, al menos 3.000 personas sin hogar y un puerto, que funcionaba como canal para el arribo de alimentos, destruido.

El momento que causó daños a decenas de kilómetros a la redonda fue capturado por cientos de personas desde diferentes ángulos y cada uno es más impactante que el otro. En principio, hubo una primera explosión que generó una cortina de humo enorme en el puerto de Beirut, un momento que estaba siendo filmado por los residentes de la ciudad.

Sin embargo, los observadores no contaban con una segunda detonación aún más impactante y, debido a que los ojos estaban puestos en el fuego, muchos lograron capturar la siguiente y aún más grande detonación que generó una gigante ola expansiva. En los videos se observa claramente como la ola arrasa con edificios destruyéndolos por completo.

De acuerdo con AFP, los daños de las explosiones también se elevaron a un nivel social e incluso político en la ciudad. Tras los hechos, manifestantes salieron a las calles exigiendo la renuncia de un gobierno calificado por los protestantes como “negligente”. Ante la presión, el primer ministro Hassan Diab y su gabinete dimitieron este lunes 10 de agosto dejando al Líbano sin líderes en medio de una crisis en la que, incluso la pandemia del coronavirus ha quedado en segundo plano.