CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

Mundo

¡Por partida doble! Filipinas víctima de dos explosiones durante ataque terrorista

Los funcionarios del ejército y de la policía mantienen la tesis de que el grupo Abu Sayyaf, leal al Estado Islámico, fue el responsable de los hechos.

Ataque terrorista

FILIPINAS – Al menos doce personas murieron y otras cuarenta resultaron heridas en Filipinas tras lo que se considera, hasta ahora, un doble ataque terrorista por parte del grupo yihadista “Abu Sayyaf”. De acuerdo con información de AFP, entre los fallecidos se encuentran siete militares, cuatro civiles y un presunto kamikaze.

La agencia informativa reseña que el ataque tuvo lugar específicamente en Jolo, capital de la remota provincia filipina de Sulu. Asimismo, indicó que las pesquisas realizadas por la policía local y el Ejército señalan que el ataque fue ejecutado con dos bombas, la primera detonada mediante una motocicleta en horas del mediodía en una plaza céntrica de la localidad.

La segunda tuvo lugar una hora después en una calle a unos 70 metros cuando la policía acordonaba la zona del siniestro. Las pesquisas arrojan que se trató de un atacante suicida que hizo estallar. “De momento, el número definitivo de víctimas está por determinar mientras la investigación trata de identificar a los posibles sospechosos”, señaló en un comunicado el jefe de la Policía Nacional, Archie Gamboa.

AFP

Por su parte, el jefe del 11º Batallón de Infantería que opera en Sulu, el teniente coronel Ronaldo Mateo, confirmó a los medios locales que además de los uniformados fallecidos, se reportan un total de 19 heridos entre sus tropas y 22 entre la población civil. Los informes policiales manejan desde el principio la tesis del atentado terrorista y sospechó de Abu Sayyaf, que en 2014 juró lealtad al Estado Islámico (EI); sin embargo, el grupo no se ha adjudicado el ataque.

Las sospechas se basan en los hechos de enero de 2019 cuando yihadistas extranjeros apoyados por Abu Sayyaf hicieron estallar dos bombas en la catedral de Jolo durante la misa dominical. Para ese momento murieron 23 personas, entre ellos dos terroristas suicidas, y un centenar resultaron heridas, el ataque más mortífero en el sur de Filipinas en años.