Connect with us

¿Qué estás buscando?

El Intransigente América News

Mundo

¡Irán en números rojos! El récord de contagios no se detiene

Para este domingo 2 de agosto un número alarmante de 2.685 contagios en las últimas 24 horas.

irán

IRÁN – Continúan las llamadas “cifras récord” en Irán en cuanto al número de fallecidos y contagiados por coronavirus. En este sentido, las autoridades del país de Medio Oriente reportaron para este domingo 2 de agosto un número alarmante de 2.685 contagios en las últimas 24 horas, un récord desde hace casi un mes en la nación que desde el pasado mes de junio ha enfrentado un recrudecimiento del virus.

Sima Sadat Lari, portavoz del ministerio de Salud, indicó durante una rueda de prensa que un total de 208 personas habían perdido la vida este sábado 1 de agosto. En este sentido, la cifra de víctimas mortales en Irán se eleva a 17.190 mientras que el número de contagios rodea los 309.437 casos positivos.

Desde finales del mes de junio, los casos en Irán se han visto notablemente incrementados. Según AFP, la República Islámica enfrenta un aumento de muertes diarias por el virus, lo que obligó al gobierno a decretar obligatorio el uso de mascarilla en los lugares cerrados. Expertos estiman que el repunte esté vinculado a la reapertura de la economía en la nación.

De cara a esto, el presidente Hassan Rouhani negó la premisa y por el contrario, adjudicó el incremento en el número de infectados a la escasa aplicación de las normas de prevención y seguridad anunciadas por las entidades sanitaria, entre ellas el uso obligatorio de la mascarilla. El ministerio de salud señaló que, de las 31 provincias de Irán, tres actualmente se encuentran en categoría “roja”.

Hassan Rouhani

Esta semana Sadat Lari advirtió que la mayor preocupación en este momento es el cansancio del personal sanitario y su riesgo de contagiarse. “Podemos ayudar a nuestros estimados cuidadores y romper la cadena de transmisión”, expresó. Asimismo, hizo un llamado a la ciudadanía con el objetivo de que tomen las medidas preventivas necesarias y se resguarden para así evitar la propagación al mismo tiempo que alivian la “carga” del personal médico.