CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

Animals

Curiosidades: ¿sabías que los perros también sufren de dolor de cabeza?

Esta es una de las verdades ignoradas por los humanos.

ESTADOS UNIDOS.- Los dolores de cabeza, por diferentes causas, son una patología que fácilmente se reconocen el ser humano. Además por nuestra capacidad de hablar y de informar lo que nos sucede. Sin embrago en los animales este es un tema que resulta complicado de determinar ya que nuestras mascotas no pueden hablar para decir lo que sienten; y determinar que nuestro mejor amigo pueda tener un dolor de cabeza es una tarea que podrá resultar imposible.

Está comprobado que biológicamente los perros pueden desarrollas muchas enfermedades que también están presentes en los humanos, aunque con el tema de los dolores de cabeza en animales, no existen muchos estudios al respecto. En 2013 se publicó un estudio sobre una Cocker spaniel de cinco años, que experimentaba síntomas como: esconderse bajo los muebles; nauseas o vómitos, bajar la cabeza y conductas temerosas durante horas e incluso días.

Estos síntomas entre otros, eran muy parecidos a los que experimentamos Los seres humanos durante un episodio de migraña. A este perrito le ocurrían frecuentemente, por lo que los veterinarios comenzaron a administrar dosis de medicamentos para los dolores de cabeza provocados por migraña. El resultado fue alentador, pues los episodios progresivamente y con la medicación correcta fueron controlándose.

Más detalles del dolor de cabeza en perros

Otro síntoma importante a que se debe estar atento es el llamado  ‘head pressing’, que se refiere al acto en el que perros o gatos Estapresionan su cabeza contra la pared, que es un gesto al parecer similar al que realizamos los humanos cuando el dolor de cabeza hace que llevemos nuestras manos a las sienes. Se debe estar pendiente ya que está acción sostenida y recurrente en el animal puede significar desde migrañas hasta otras enfermedades graves.

Ya que nuestras mascotas no pueden hablar es importante estar atentos a síntomas como entrecerrar los ojos, esconderse de la luz, sacudir, elevar o bajar la cabeza, parpadear con frecuencia, sonidos que denoten dolor o angustia, no querer interactuar, presionar la cabeza contra la pared o cambios en su comportamiento. Es importante tener un registro y llevarlo al veterinario con urgencia, quien determinará el diagnostico y la mediación adecuada.