CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

América

¡Trágico! Ola de violencia en Colombia sigue latente

Durante el último mes, se han registrado más de una decena de masacres que señalan como responsables a disidentes de las FARC.

colombia

COLOMBIA – En medio de la ola de violencia que vive Colombia desde hace varias semanas, este sábado 5 de septiembre las autoridades reportaron una nueva masacre al suroeste del país suramericano. De acuerdo con AFP, el hecho tuvo lugar en la localidad de Nariño donde anteriormente fue registrado otro hecho de este tipo.

Según las autoridades locales, fueron hallados los cuerpos sin vida de cuatro hombres presuntamente ejecutados con armas de fuego. El secretario de gobierno departamental, Francisco Cerón, indicó a medios de comunicación que los cuerpos de los sujetos “que presuntamente fueron ajusticiados con armas de fuego” fueron encontrados en el municipio de Buesaco, cerca de Pasto, capital regional en un riachuelo.

Asimismo, fue reportado un segundo hecho de violencia en el municipio de El Tambo, en el departamento de Cauca. El alcalde Carlos Vela, detalló que tres cadáveres fueron encontrados en la zona de Seguengue, “una aldea lejana y a una hora por lo menos de la cabecera municipal” y en límites con la población de Cajibío.

Colombia
AFP

Vela, añadió que está a la espera de los resultados de las investigaciones sobre lo ocurrido en este caso en el que los cuerpos fueron encontrados con las manos atadas. Cabe destacar que hace dos semanas también fueron asesinadas seis personas en una masacre perpetrada en el caserío Uribe, que hace parte de El Tambo.

El alcalde señaló directamente a disidentes de las FARC como principal factor de inseguridad en la zona, misma premisa que se maneja en los otros departamentos afectados. De acuerdo con AFP, durante el último mes, al menos 21 personas fallecieron en cuatro matanzas en esta región, donde rebeldes del Ejército de Liberación Nacional (ELN), disidencias de las FARC y bandas narcotraficantes se disputan el dominio de miles de hectáreas de narcocultivos y la minería ilegal.