CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

USA

“Me siento vacía”: Oregón también sufre pérdidas por los devastadores incendios forestales

El Almeda Fire se expandió unos 20 kilómetros hacia el norte del estado y ha arrasado unas 1.200 hectáreas.

oregon

OREGÓN, (Estados Unidos).- Los voraces incendios forestales afectan a la costa este del país, principalmente California, Washington y Oregón, aunque los efectos de las llamaradas comienzan a sentirse incluso en el aire de Nueva York. Cientos de familias ha debido abandonar sus casas y otras decenas lamentan la pérdida de sus propiedades e incluso, de sus seres queridos.

Eraida Rodas sobrevivió al incendio de su casa de madera, en la que había vivido durante 12 años con su esposo y cuatro hijos. Todo lo que queda de lo que fuera su hogar es la estructura metálica del piso, el cuadro de una bicicleta de niño y pequeñas estatuas de ciervos. Una bandera estadounidense que flameaba en la entrada está tres cuartas partes quemada, según destaca AFP.

El resto de Talent Mobile Estates, un parque en Talent, Oregón, con unas 100 casas rodantes de madera, fue devastado por el llamado Almeda Fire, que ardió durante casi una semana destruyendo todo a su paso y dejando tres muertos. Solo una decena de viviendas, ubicadas a lo largo de la carretera, resultaron milagrosamente ilesas. “Siento que pierdo, sabes, todos los esfuerzos de mi familia. Me siento vacía”, relató entre sollozos Eraida Rodas, una maestra de preescolares de 37 años.

En Oregón, el Almeda Fire comenzó en la mañana del 8 de septiembre en Ashland, al sur de Talent. Azuzado por fuertes vientos, se expandió unos 20 kilómetros hacia el norte, a lo largo de la ruta N5. Cuando se enteraron del fuego, Rodas y su familia abandonaron su vivienda. “Cuando nos fuimos del parque, recuerdo que miré atrás y no tuve esperanzas. Porque podía ver que las llamas ya estaban en las colinas”, relató.

En total, el Almeda Fire arrasó unas 1.200 hectáreas y también destruyó los hogares del los hermanos de Rodas, quien se aloja en un hotel con su familia, al igual que muchos de los evacuados. “Quiero regresar a este lugar porque es donde he vivido durante mucho tiempo. Y realmente me gusta la zona. Pero nada es igual después de semejante desastre”, agregó a la agencia de noticias.