CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

Celebrities

¡Escándalo! Denuncia por maltrato laboral obliga a renunciar a estrella de la televisión

Se trata de una presentadora que condujo su programa desde 2003.

tv

ESTADOS UNIDOS.- Ante las acusaciones de maltrato laboral que salieron a relucir en el marco de la contingencia sanitaria mundial por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, que causa el Covid-19, la presentadora de televisión y comediante Ellen DeGeneres se vio forzada a renunciar al popular programa de entrevistas y humor que ha conducido desde el año 2003, según informó el portal abc.es.

Según el medio, Warner Media ya busca un sustituto para la conductora de 62 años de edad. Este podría ser el actor y comediante James Corden, quien según los productores vendría a refrescar la emisión y limpiaría la mala imagen que las acusaciones en contra de Ellen han provocado también al equipo de producción.

A raíz de la pandemia en abril de este año, ex trabajadores de ‘The Ellen DeGeneres Show’ revelaron al diario digital BuzzFeed el ambiente de ‘racismo’ y ‘cultura laboral tóxica’ que prevalecía en esa producción televisiva, propiciados incluso por la misma Ellen, quien con ayuda de una empresa externa llamada Key Code Media mudó cámaras y micrófonos a su casa mientras el sueldo de su equipo de trabajo fue recortado en un 40 por ciento.

A las acusaciones de ex empleados se sumaron trabajadores activos del show, cuyas voces se hicieron cada vez más fuertes, al grado de que en Australia el programa fue retirado del aire por el Canal 9, quien decidió sacarlo de su programación y sustituirlo por la serie ‘Esposas desesperadas”.

En tanto, Telepictures y Warner Bros Televisión anunciaron una investigación interna porque varios empleados y antiguos trabajadores denunciaron que padecían un “ambiente de trabajo tóxico”. Y Neil Breen, un ejecutivo del programa Today, de Australia, en 2013, reveló que durante una gira de trabajo de DeGeneres a su país, su equipo de producción le hizo una petición que consideró muy extraña: “No hables con ella, no te acerques a ella, no la mires’“