CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

Celebrities

“Ha dejado sus medicamentos…”: El matrimonio de Kim Kardashian y Kanye West está en la cuerda floja

Tras las polémicas declaraciones del cantante y sus disculpas posteriores, la relación sigue tensa entre ellos.

Kim Kardashian

ESTADOS UNIDOS.- El matrimonio de Kim Kardashian y Kanye West está en la cuerda floja luego de las polémicas declaraciones del cantante sobre su relación con la empresaria y modelo, quien se ha sentido obligada a justificarlo públicamente con el argumento de que él padece de bipolaridad, hecho que lo ha llevado a disculparse.

Sin embargo, aunque Kim ha hecho lo posible por mantener una buena imagen de su matrimonio con el ahora candidato a la presidencia del país, la realidad la ha rebasado, pues probablemente la misma enfermedad de Kanye le impide al intérprete hacer mucho más por su relación, lo que tiene a la exitosa empresaria al borde de la histeria.

Según relevó un allegado a la familia a la revista People, “ella está al final de sus casillas… de nuevo. (Kanye) Ha dejado sus medicamentos. Prometió que se los tomaría. La última vez parte de su negociación con Kim fue que volvería a tomar su medicación y trabajaría muy duro para controlar sus impulsos. Hizo muchas promesas. Y ahora esas promesas se rompen menos de un mes después”.

“Es lo mismo una y otra vez. Él está muy débil con ella en este momento, y ella realmente está tratando de decidir qué hacer para proteger a los niños, pero también su propia cordura. Todo el asunto es desalentador y difícil para ella… A ella no le importa la carrera presidencial. Quiere que los niños sean felices y que tengan un padre estable. Y hará todo lo que pueda para que eso suceda. Pero no va a satisfacer sus caprichos”.

A finales del mes de julio pasado los papás de North, Saint, Chicago y Psalm fueron captados por personal de Daily Mail dialogando adentro de un vehículo en un estacionamiento de un negocio de comida rápida; sin embargo por momentos a ella se le vio llorando. A principios de agosto la pareja se fue de vacaciones familiares a la República Dominicana. Luego regresaron a Los Ángeles.