CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

Celebrities

“No quiero nada”: Marcos Valdés se sincera y habla de la herencia de su padre ¿Figura en el testamento?

El hijo de Manuel “El loco” Valdés dijo sentirse muy triste por el fallecimiento del reconocido actor.

Marcos Valdés

MÉXICO.- Ha pasado casi un mes desde que Manuel “El loco” Valdés falleció, a pesar de los dimes y diretes entre sus familiares, el reconocido actor, por fin está descansado en paz tras su dura batalla contra el cáncer. Ahora su hijo Marcos Valdés se sincera ante las cámaras y revela cómo es que ha sobrellevado la pérdida de su padre, además de asegurar que no quiere saber nada de la herencia.

Tras varios meses de encontrarse grave de salud, el actor Manuel “El loco” Valdés murió la madrugada del 28 de agosto en su casa. Fue precisamente Marcos Valdés quien dió a conocer la noticia del fallecimiento de su padre, mismo que llevaba varios años luchado contra el cáncer de piel sin tener éxito, las complicaciones de la enfermedad y la avanzada edad de “El loco”, fueron determinantes en su muerte.

Ahora Marcos Valdés habló de su pérdida y respondió cómo es que se siente con este suceso en entrevista para “De Primera Mano”: “Mal, en ese aspecto mal. Este duelo no es para un día ni para dos, es para toda la vida, realmente no voy a dejar de extrañar a mi papá nunca, no voy a dejar de pensar en él jamás, lo tengo en mi corazón y en mi alma. Sé que ya está con Don Germán y con Don Ramón y eso me tranquiliza porque lo están cuidando”.

Loco Valdés

Al ser cuestionado sobre la posible herencia que dejó Manuel “El loco” Valdés, su hijo comentó: “Fíjate que yo no sé nada pero te aseguro algo, no quiero nada, ni me interesa nada, ni peleo nada, por supuesto que no. Yo hablé con mi papá y él hace muchos años me comentó que había heredado a algunos de mis hermanos y que no me había podido heredar a mí”.

Marcos Valdés continúo: “Yo le contesté a mi papá que me había heredado mucha sangre, eso es suficiente. Además me diste dos buenos brazos, piernas y muchas ganas para lograr el éxito […] Es respetable que mis hermanos, de lado de Doña Arcelia, sean los herederos, es su casa, yo no quiero nada, si ellos me dan algo, un retrato, un trofeo, lo conservaría con mucho amor y respeto. Mi papacito no tenía dinero”.