CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

América

“¡Es un estallido!”: Colombia retoma las protestas contra la violencia policial

Sindicatos y estudiantes encabezaron caravanas y concentraciones que terminaron en violentos enfrentamientos.

colombia

BOGOTÁ, (Colombia).- El descontento ciudadano se apoderó de las calles de la capital de Colombia con manifestaciones que derivaron en violentos enfrentamientos con las fuerzas de seguridad.  Gases lacrimógenos, piedras y golpes protagonizaron las jornadas que una vez reclamó el fin de los abusos policiales y justicia por el asesinato del ingeniero Javier Ordóñez, el pasado 9 de septiembre.

Sindicatos y estudiantes encabezaron caravanas, concentraciones y marchas en el centro de Bogotá, principal punto de encuentro. Un reportero de la AFP vio a manifestantes lanzando piedras contra los uniformados que respondieron con gases lacrimógenos y bombas aturdidoras. Mientras tanto, escuadrones antidisturbios intervinieron para contener acciones en Bogotá, Medellín y Pasto, según el general Óscar Atehortúa, máximo comandante de la policía.

Después de una pausa de once días, jóvenes con mascarillas regresaron a las calles para expresar su desconfianza y rabia contra la policía en movilizaciones que en su mayoría fueron pacíficas.  “Esto de hoy es un estallido de lo que se ha venido acumulando hace rato. ¡Por fin la gente se dio cuenta! Y ver cómo, frente a una cámara, matan a alguien indefenso hizo que saliera a las calles”, señaló a la AFP un universitario de 23 años identificado como “Diego”.

AFP

El líder y excandidato presidencial de izquierda, Gustavo Petro, denunció que uno de los dirigentes estudiantes que manifestaba en su apoyo recibió un disparo en un ojo además de presentar  varias fracturas en el cráneo. El dirigente culpó a la policía en un mensaje acompañado de la foto de un joven que se ve sangrando por el ojo izquierdo, según destacó la agencia.

Este 21 de septiembre, la justicia de Colombia ordenó la prisión preventiva contra los dos uniformados que detuvieron a Ordóñez, mientras responden en el proceso por tortura y homicidio agravado. El ingeniero de 43 años, quien estaba a punto de completar sus estudios de Derecho, fue sometido en el suelo a repetidas descargas con un arma eléctrica y golpes que le ocasionaron la muerte, de acuerdo con la fiscalía.