CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

Celebrities

“Lo juro por mis futuros hijos…”: el insólito testimonio de Lady Gaga sobre su nuevo álbum

La cantante se confesó en una entrevista y reveló cómo logró sacar todos sus demonios.

Lady Gaga

ESTADOS UNIDOS.- Ideas suicidas, depresión, ansiedad, un trastorno de estrés postraumático y fibromialgia son parte de los síntomas y enfermedades que Stefani Joanne Angelina Germanotta, de 34 años de edad, mejor conocida como Lady Gaga, padeció y tuvo que superar y casi exorcizar de su cuerpo para poder apreciar la vida. Hecho que logró creando su nuevo álbum: ‘Chromatica’.

“No hay una canción en ese álbum que no sea verdad, ni una sola”, reveló Gaga en entrevista con Lee Cowan, de CBS. Y compartió que al convertirse en una estrella pop y conocer la fama llegó a perder su identidad: “Odiaba ser famosa. No entendía por qué debía seguir viviendo. Mi mayor enemiga es ‘Lady Gaga’: No puedes ir al supermercado. Si vas a cenar con tu familia alguien viene a la mesa; no puedes cenar con tu familia sin que se trate de ti, siempre se trata de ti. Todo el tiempo es acerca de ti”, expresó.

“Odiaba ser famosa, odiaba ser una estrella, me sentía exhausta y agotada… No siempre es fácil si tienes problemas mentales para que otras personas los vean… Solía autolesionarme… No pensé que nadie pudiera ver, porque la salud mental es invisible”, advirtió la intérprete de ‘Stupid Love’, quien confesó que tenía pensamientos suicidas “todos los días”.

Por ejemplo, dijo, el tema ‘911’ es una “referencia a la medicación que tenía que tomar cuando solía entrar en pánico por ser Lady Gaga… Realmente no entendía por qué debería vivir más que para estar allí para mi familia”. “Ese fue un pensamiento y un sentimiento real, ¿por qué debería quedarme? Viví en esta casa mientras la gente me observó durante un par de años para asegurarse de que estaba a salvo”, reflexionó.

Sin embargo Gaga, quien llegó a sentirse “como si fuera un objeto, no una persona”, logró recuperar su centro gracias a la música, que le devolvió la inspiración y las ganas de crear canciones. “Lo juro por mis futuros hijos, no sé por qué, pero tengo que hacerlo”, dijo. “Ya no odio a Lady Gaga. Ahora miro este piano y digo: ‘Uf, Dios mío, mi piano, mi piano que amo tanto’. Mi piano que me deja hablar, mi piano que me permite hacer poesía, mi piano que es mío”.