Connect with us

¿Qué estás buscando?

El Intransigente América News

USA

De California a Nueva York: voraces incendios forestales arrasan la costa este

Más de cinco millones de hectáreas han sido devoradas y 35 personas han perdido la vida.

California

WASHINGTON, (Estados Unidos).- La emergencia se mantiene en el estado de California donde millones de hectáreas han sido devastadas y más de 30 personas han perdido la vida por los incendios forestales. Las autoridades locales advirtieron sobre más de 25 focos que han arrasado con la costa este estadounidense y continúan extendiéndose por los estados de Washington, Oregón y más recientemente Nueva York donde ha llegado el humo.

Según el sitio Clima del Área Metropolitana de Nueva York, el humo, que debería permanecer a una altura de 4.500 a 6.000 metros por encima de la ciudad era la causa de un cielo levemente nublado observado este 15 de septiembre. Los expertos se explicaron que el humo permanece contenido desde hace varios sobre la costa este pero esta semana ya comenzado a moverse por la corriente, explicó el sitio.

El Servicio Nacional del Clima mencionó la presencia de humo llegado desde el oeste y visible en fotos satelitales. Aunque el humo provocó contaminación en ciudades como Vancouver, Portland, Oregon o San Francisco, solo tendría un impacto limitado en la calidad del aire en Nueva York, según ambos sitios. Así, debería comenzar a disiparse antes del miércoles, según el Clima del Área Metropolitana de Nueva York.

California

Las decenas de focos de incendio que arrasan la costa oeste han dejado al menos 35 muertos desde el inicio de agosto, 27 de ellos en la última semana en los estados de Washington, Oregón y California. Este último fue visitado por el el mandatario Donald Trump quien se reunión con el gobernador Gavin Newsom.

En medio de la emergencia, Trump volvió a general polémica al desestimar el cambio climático al tiempo que alentó al funcionario Newsom a «esperar a que el suelo comience a enfriarse». Sus declaraciones fueron refutadas por el candidato demócrata, Joe Biden, quien lo calificó de «pirotécnico del planeta».