Connect with us

¿Qué estás buscando?

El Intransigente América News

América

¿De esperarse? Régimen de Nicolás Maduro reacciona ante informe de la ONU que lo deja en evidencia

El documento vincula directamente al mandatario y a importantes ministros con supuestos crímenes de lesa humanidad contra detenidos durante protestas.

Nicolás Maduro

CARACAS, (Venezuela). – Como era de esperarse, el gobierno de Nicolás Maduro reaccionó ante el informe difundido este miércoles 16 de septiembre por una misión de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en el que se vincula al régimen, y altos funcionarios, con el uso de sistemático de la tortura y otro tipo de violaciones de los derechos humanos calificados como “crímenes de lesa humanidad” contra detenidos durante protestas en Venezuela registradas desde el 2014.

“Un informe plagado de falsedades, elaborado a distancia, sin rigor metodológico alguno, por una misión fantasma dirigida contra Venezuela y controlada por gobiernos subordinados a Washington, ilustra la práctica perversa de hacer política con los DDHH y no política de DDHH», afirmó el canciller del país sudamericano, Jorge Arreaza, a través de su cuenta oficial de Twitter en la primera reacción oficial al documento.

«Reiteramos que nuestra cooperación con el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, se ha generado de manera coordinada y constructiva con la Oficina de la Alta Comisionada. Los avances han sido notorios y así lo ha reconocido la Señora @mbachelet al anunciar la renovación de nuestra relación», indicó el funcionario al tiempo que negaba los “detalles” que ofrece el informe sobre cómo se ejecutaban las acciones de violación y tortura contra los detenidos.

De acuerdo con AFP, el pasado mes de julio la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, presentó un informe en el que denunciaba «detenciones arbitrarias, violaciones a las garantías al debido proceso» y casos de «tortura y desapariciones forzadas». En esta ocasión, la Misión Internacional Independiente de Determinación de los Hechos de las Naciones Unidas sobre Venezuela investigó 223 casos, 48 de ellos en profundidad, en un exhaustivo informe de 443 páginas.

Asimismo, estudió otros 2.891 casos para «corroborar los patrones de violaciones y crímenes», como ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, detenciones arbitrarias y tortura. La Misión «encontró motivos razonables para creer que las autoridades y las fuerzas de seguridad venezolanas han planificado y ejecutado desde 2014 graves violaciones a los derechos humanos, algunas de las cuales –incluidas las ejecuciones arbitrarias y el uso sistemático de la tortura– constituyen crímenes de lesa humanidad», dijo la presidenta de la misión, Marta Valiñas, en un comunicado.