Connect with us

¿Qué estás buscando?

El Intransigente América News

Celebrities

¿Deshonran su legado? Por este motivo desalojan la casa que Juan Gabriel dejó en Cancún

Una de las propiedades que dejó el artista mexicano está en un pleito con la justicia.

Juan Gabriel

MÉXICO. La ex casa de Juan Gabriel en Cancún fue rodeada por la fuerza del juzgado, contando la operación con más de una docena de agentes. Este operativo se realizó el día martes 15 de septiembre en la tarde, con motivo de desalojar a quien fue su asistente por más de 30 años. El hombre vive en la casa que perteneció a Juan Gabriel desde que éste pereció.

Andrés de Regil trabajó junto a Juan Gabriel con su familia, y ahora lucha contra las fuerzas públicas para no ser desalojado de la casa de México que perteneciera, en su momento, al prodigioso artista, y donde tenía también sus estudios. Esto preocupa a los fans, ya que de esta manera corre riesgo el legado del artista en la ciudad costera. Vive allí junto a su esposa y a sus dos hijas.

Este hombre protagonizó un escándalo en su momento, ya que se rumoreaba que sus dos hijas, no eran fruto simiente, si no que eran producto de una aventura amorosa de Juan  Gabriel con su mujer. Afortunadamente, esos rumores se aclararon, pero ahora es víctima de algo mucho peor: es desalojado de su casa a la vista de todo el mundo.

Al parecer, esta casa se encuentra dentro de un complejo hotelero, y a pesar de haber firmado un contrato de usufructo junto a Juan Gabriel hace muchos años, este nunca fue registrado en las instituciones correspondientes, de manera que no tiene ninguna validez legal. Esto nos podría indicar un intento de fraude por la persona que debió hacer validar este contrato y no lo hizo: La dueña del hotel.

Además, Andrés de Regil habría informado al programa “Suelta la sopa”, que, aparte de ser invadidos en su propio hogar, la familia fue desprovista de los servicios de agua y luz, al tiempo que una de sus hijas sufre de asma. Quien fue la mano derecha del divo pidió ayuda a la comunidad, ya que no pueden enfrentar la presión legal que están sufriendo por parte de la justicia.