Connect with us

¿Qué estás buscando?

El Intransigente América News

Celebrities

¡Se volvió loco! Kanye West orinó un Grammy y sus razones le dieron la vuelta al mundo

¡El rapero está en el ojo del huracán!

Kanye West

Estados Unidos.- El cantante Kanye West se posicionó como tendencia en las redes sociales este 16 de septiembre luego de afirmar que no pretende lanzar más música hasta el momento. En medio de la polémica, acusó a las disqueras de ser “esclavistas” por considerar que le exigen un cobro muy alto a los artistas para publicar sus álbumes.  

Todo empezó cuando el rapero decidió tener el control de su música y le hizo una oferta a Universal para tener la totalidad de sus producciones, pero la compañía se las negó. Incluso, está tratando de salir de su contrato. Y es por esta razón que manifestó su molestia en Twitter publicando un video muy controversial: en el clip se ve cómo orina un premio Grammy a la par que escribe el siguiente mensaje.

“No publicaré más música hasta que haya terminado mi contrato con Sony y Universal”, afirmó el esposo de Kim Kardashian. Por otra parte, hizo pública sus disculpas al también cantante Drake, igualmente que pidió una reunión con Jay-Z y remarcó que sus canciones tendrían más valor que las de Taylor Swift.

Incluso, en medio de esta polémica Kanye West también publicó una serie de capturas de pantalla de una conversación en las que aseguró que demandaría a Sony y Universal. Dicha charla la mantuvo con sus asesores legales asegurando que hay un “incumplimiento del contrato”. Claramente, esto generó un aluvión de comentarios entre la opinión pública.

Ver esta publicación en Instagram

Here’s the video of #KanyeWest peeing on a Grammy award

Una publicación compartida de XXL (@xxl) el

Además, ninguna de las compañías se han tomado el tiempo de contestar las exigencias del cantante estadounidense. Por tanto, West asegura que es “el momento para ir” a “un aparente juicio”. Otro hecho que llamó la atención es que todo esto saltó a la luz solo dos meses antes de las elecciones presidenciales en los Estados Unidos, donde figura como candidato pero con pocas opciones de tener un resultado positivo.