CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

Deportes

“Se convirtió en una leyenda”: MLB honra la vida de Whitey Ford

El lanzador tuvo una carrera de 16 años con los Yankees de Nueva York.

MLB
MLB

ESTADOS UNIDOS-. Sensible momento vivieron las Grandes Ligas de Béisbol (MLB) al darse a conocer el fallecimiento de Whitey Ford, una de las leyendas de los Yankees de Nueva York, miembro del Salón de la Fama y quien falleciera a los 91 años. Su familia dio a conocer la noticia, informando que falleció rodeado por todos mientras observa el partido de los Yankees ante Rays de Tampa Bay en la postemporada.

Rob Manfred, comisionado de la MLB, explicó que Whitey Ford se convirtió en todo un embajador del béisbol. “Hoy en día, toda la MLB lamentan la pérdida de Whitey Ford. Un nativo de la ciudad de Nueva York que se convirtió en una leyenda para el equipo de su ciudad. Whitey se ganó su estatus como el as de algunos de los equipos más memorables en la rica historia de nuestro deporte”, señaló Manfred en un comunicado.

Edward Charles Ford, mejor conocido como Whitey debutó el primero de julio de 1950, formando parte de un equipo de época al ganar en seis ocasiones la Serie Mundial. En su carrera de 16 años con los Yankees, tuvo 236 triunfos por 106 derrotas con efectividad de 2.75. Recibió el premio Cy Young en 1961 y su llegada al Salón de la Fama se dio en 1974.

Su ingreso a la Sala de los Inmortales se dio en su segundo año de elegibilidad. Dentro de los Yankees, se convirtió en el primer lanzador en ser retirado su número, el 16. Después de su carrera profesional, se desempeñó como entrenador de pitcheo con los Yankees y de primera base. En 1975 tuvo que abandonar su carrera por problemas de salud.

Yankees honran la carrera de Whitey Ford

Los Yankees de Nueva York decidieron honrar a una de sus máximas figuras portando un parche con el número 16 en el uniforme para el último duelo de la Serie Divisional ante los Rays de Tampa Bay. Su contribución con el equipo fue tal que era apodado en el interior como “El presidente de la junta” por su estatus de gran líder.

“Era un tesoro y uno de los más grandes de los Yankees que jamás haya usado las telas a rayas. Más allá de los elogios que le valieron el lugar que le correspondía dentro del Salón de la Fama. De muchas formas encapsuló el espíritu de los equipos de los Yankees para los que jugó y representó durante casi dos décadas”, explicó Hal Steinbrenner, socio gerente general de los Yankees.