CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

Celebrities

“Lo hice para…”: Gomita revela las razones por las que se operó

“Jamás he subido fotos pensando en que tenga que agradarles cómo veo, yo decido compartirla porque a mí me gusta, me interesa agradarme yo”, mencionó hace unos días en su Instagram.

Gomita

MÉXICO -. Araceli Ordaz, mejor conocida como “Gomita”, es una conductora que con 26 ha años ha experimentado las mieles de la fama, ya que luego de haber comenzado su carrera siendo apenas una niña, fue durante su adolescencia que llegó a su vida un proyecto en Televisa que la cambiaría para siempre. Se trató de “Sabadazo”, con el que aprendió que sobrevivir en la farándula no iba a ser tarea fácil.

Gomita se sometió a múltiples operaciones estéticas, que cambiaron su rostro y su cuerpo de forma casi irreconocible. Lo que le valió miles de críticas y comentarios negativos en redes sociales, por lo que hoy en día, Araceli reconoce no haber tomado las mejores decisiones y que esto lastimó su autoestima al punto de “no llegar a reconocerse en el espejo”.

“No voy a mentir, sí lo hice para entrar en la onda de la televisión, de verme como las demás, o mejor, pero se me hizo un vicio. Ahora digo que tonta, no los necesitaba, pero en mi afán de tener ese atractivo, lo hice”, reflexionó la conductora, luego de que a comienzos de este año tuvo cercanía con el coach de vida Diego Dreyfus, quien le ayudó a darle perspectiva a su vida.

Gomita
Gomita

Me di cuenta de las malas decisiones que tomé sobre mi cuerpo. Reconocí que se habían vuelto un vicio para mí y eso me llevó a sufrir una terrible crisis existencial […] Hoy le pido perdón a mi cuerpo y le digo: ¡Perdóname por lastimarte! Pero trata de entenderme, te exigen mucho dentro de una empresa y un medio para verte mejor”, comentó.

En abril de este año, Gomita se sometió a una cirugía para removerse los implantes de glúteos que por meses le valieron miles de críticas en redes, a raíz de lo cual ha permanecido en tratamiento para que su cuerpo se recupere de la cirugía, luego de que esta duró poco más de seis horas. Actualmente, Araceli está decidida a convertirse en la mujer que siempre soñó, pero sin dañarse, por lo que entrena tres horas diarias y esta convenida de que se ama “con o sin nalgas”.